La salvación del Breo estaba en casa

Los jugadores dieron un paso al frente en las últimas entregas del campeonato


lugo / la voz

Los resultados negativos y la plaga de lesiones habían encendido todas las alarmas en el seno del Breogán.

Las dudas apuntaban esencialmente a la confección de la plantilla y reclamaban al consejo de administración que pusiera los medios necesarios para incorporar a jugadores capaces de sacar al equipo de los puestos de descenso.

Los puestos en los que más se habían centrado las miradas de los aficionados eran el de base, sobre todo por la lesión de Ricardo Uriz, y el de un alero tirador, recurso del que es cierto que el equipo adoleció durante gran parte de los compromisos.

Los dos últimos partidos han servido para que jugadores llamados a dar un paso adelante y a tener un papel relevante en la plantilla que hasta el momento por diversos motivos, sobre todo lesiones, no habían aparecido, asumieran sin ningún problema su cuota de responsabilidad y rindieran a un gran nivel ante equipos poderosos como Madrid o Andorra.

El caso más extremo es el del base Cristian Díaz, posiblemente el más señalado por su escasa aportación hasta el momento en un puesto tan específico como el de base. El canario completó dos partidos estelares en las últimas jornadas y disipó todas las dudas sobre sus condiciones para estar en la ACB. Díaz no solo dirigió al equipo magistralmente, también anotó puntos a larga distancia sin que le temblara nunca el pulso.

Otro jugador que regresó con renovados bríos tras su lesión fue Salva Arco. El Breo necesitaba un exterior tirador para romper las defensas contrarias y su capitán demostró que es ese hombre y que está ya preparado para asumir cualquier reto.

El tercer jugador en destaparse en las últimas entregas fue Belemene, cuya valía para la ACB también estaba en entredicho. Dos partidos de sacarse el sombrero y protagonizar la jugada más espectacular de la penúltima jornada le valieron para reivindicarse ante su gente.

A estas actuaciones hay que sumar a otros jugadores como Löfberg o Sule que ya demostraron en citas anteriores que dan el nivel para la categoría y que pueden rendir como los nuevos fichajes. Madrid y Andorra aclararon a la parroquia breoganista que la solución y la salvación estaban en casa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La salvación del Breo estaba en casa