«Hay mucha actividad programada para Rozas a partir de septiembre»

El INTA monta un centro, referente en vehículos aéreos no tripulados


lugo / la voz

El INTA (Instituto Nacional de Tecnología Aeroespacial) pone en marcha en Rozas un centro de investigación aeronáutica, referente en vehículos aéreos no tripulados (UAV). Tres subdirectores acudieron a Lugo a oficializar un año de presencia y para dar a conocer a los lucenses qué están haciendo en el aeródromo y cuáles son los planes de futuro. Se desplazaron el general Ignacio Azqueta, subdirector general de coordinación y planes; la subdirectora de Relaciones y Comunicación, Carmen Rodríguez y el subdirector de experimentación y certificación, Bartolomé Marqués, el cargo que concedió esta entrevista.

-¿Qué van a montar en Rozas?

-Un centro de investigación, referencia de vehículos aéreos no tripulados. Hasta hace poco éramos el apoyo de los ejércitos, pero episodios como los de las cenizas del volcán de Islandia, en el que el INTA participó con otros cinco países de Europa, lo que permitió despejar el 60% del espacio aéreo; o la catástrofe de Japón, han hecho replantear el papel de este tipo de aviones y ha dado paso a una nueva filosofía que supone ayudar a la industria a desarrollar conceptos. Para ello se necesitan aeródromos con unas condiciones especiales.

-¿Rozas las reúne?

-Rozas es propiedad del Ministerio de Defensa, se encuentra en un sitio despejado, donde apenas hay población y tiene una salida al mar. Esta es una oportunidad única para Lugo. Vamos a ir poco a poco porque la administración no tiene muchos recursos, pero estamos dando respuesta a una necesidad industrial y de desarrollo. Este es un sitio con mucho futuro porque no hay en Europa muchos centros como el que vamos a crear. Aquí queremos traer no solo la industria nacional sino también la internacional. El futuro depende de la inversión y de la respuesta de esta industria. A partir de septiembre hay programada con varias empresas mucha actividad porque donde más aplicaciones estamos desarrollando es en el ámbito civil.

-¿Más que en el de defensa?

-Actualmente más. Nosotros como centro de I+D+i les pedimos a las empresas que nos hagan sugerencia para desarrollar los UAV. En Galicia hemos visto una muy clara: los incendios forestales. Este tipo de aparatos pueden llegar al foco del fuego y recoger datos que van a ser muy valiosos. Las aplicaciones de este tipo de aviones son muchas. El transporte de viajeros no va a prescindir del piloto pero en mercancías se abre un amplio campo.

-Hasta ahora el INTA ha llevado un trabajo silencioso en Rozas y ha levantado algún recelo

-Trabajamos con empresas que nos piden confidencialidad mediante contrato. Cuando hacen sus pruebas no quieren que pueda estar la competencia viendo en lo que trabajan. La aeronáutica es una industria muy competitiva, a la que no afectó la crisis actual. En Galicia hay varias empresas especializadas en este campo que están contentas por disponer de Rozas para las pruebas. Hay una especializada en helicópteros que ha firmado contratos con varios países de Sudamérica y Europa que vendrá aquí a probar sus helicópteros no tripulados.

-¿El Aeroclub puede suponer un problema?

-Cuando pensamos en Rozas nos encontramos de pronto con un aeroclub y todo el mundo se preguntó: ¿qué pasa? ¿pueden coexistir? Nosotros formamos parte de un grupo donde están todos los aviones de investigación de Europa, que son tantos como 32. Tenemos unas relaciones excelentes con el alemán DLR, que es el centro de investigación internacional. Nos invitó a visitar sus instalaciones y vimos en una esquina avionetas. Preguntamos qué hacían allí y se nos contestó: nos vienen muy bien. Nosotros y el aeroclub como compatibles. Ocupamos el aeródromo de lunes a viernes y ellos el fin de semana. Nuestros pilotos, a veces, necesitan completar horas de vuelo. Tener el avión a pie de obra es una ventaja. Hemos llegado a un acuerdo de simbiosis. Es una forma de optimizar recursos.

-¿Rozas podría ser base de experimentación americana?

-Estados Unidos está buscando cinco sitios en Europa para ensayos de aviones no tripulados. Su presidente ha dicho que en el 2015 quiere ver volando UAV en el espacio aéreo controlado y eso allí se lleva a rajatabla. Tenemos suerte de tener un aeródromo en Lugo para emprender este camino y estamos pidiendo ayuda a todos los agentes posibles para que esto se convierta en una referencia que ahora mismo puede ser a nivel mundial.

-¿Está descartado Ourense?

-Nosotros con Ourense no hemos tenido ningún contacto. Rozas es del Ministerio de Defensa y el impacto económico ha sido mínimo. Tenemos unos edificios que necesitan remodelación. Ahora no podemos más que trasladar personal cuando se realizan las campañas, pero pretendemos empujar y crear esa estructura, según podamos.

-¿Cuántos empleos generará?

-Hay que tener en cuenta que los centros de investigación en alta tecnología generan empleo y empleo muy cualificado. En un primer momento pretendemos trasladar 20 personas de laboratorio de forma definitiva.

-Sus aviones no tripulados sobrevuelan la zona. Los vecinos están un poco alerta. ¿Tienen motivo para ello?

-La gente piensa que los UAV son aviones sin piloto y no controlados. Nada más lejos de la realidad. Están controlados desde tierra y no son un peligro. La tecnología es la misma que las aeronaves tripuladas.

bartolomé marqués subdirector de experimentación y certificación del inta

«No hay en Europa muchos centros como el que queremos crear en Rozas»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

«Hay mucha actividad programada para Rozas a partir de septiembre»