Crean en Taboada los primeros helados elaborados en la Ribeira Sacra

El producto empezará a distribuirse en una tienda que abrió ayer en Portomarín


chantada / la voz

En Portomarín fue inaugurada ayer la heladería Xeou!, el primer establecimiento que comercializa los helados artesanales de esta marca, creada por una pequeña empresa de Taboada. La firma fue fundada por tres socios que también forman parte de la cooperativa agroganadera taboadesa SAT Seixas, donde se produce la leche con la que se elaboran los helados.

El proyecto empresarial ha estado gestándose durante varios años, según explica Manuel Arias, uno de los responsables de la firma. «Pensamos na maneira de dar un valor engadido ao que producimos, en vista de que hai empresas que nos últimos anos se despreocuparon de dar máis prestixio ao leite, que se vende moitas veces por debaixo dos custos de produción», señala. «Para nós é moi satisfactorio poder ofrecer directamente o noso produto ao consumidor sen pasar por ningún intermediario», agrega.

La experiencia, dice Arias por otro lado, tiene algunos precedentes en otras partes de Galicia, ya que en lugares como A Coruña y Melide hay otras cooperativas que en los últimos tiempos se han dedicado a elaborar helados con técnicas artesanales. Pero en el territorio de la Ribeira Sacra estos son los primeros helados de producción autóctona. A fin de adquirir la experiencia necesaria para poner en marcha el proyecto, los promotores de Xeou! realizaron varias visitas a Italia. «Tomámolos como referencia porque os italianos son os reis dos xeados desde hai moitísimo tempo e porque queríamos crear un produto que se distinga sobre todo pola alta calidade», dice Arias.

El hecho de haber escogido Portomarín para abrir la primera heladería de la empresa, indican los responsables de Xeou!, se debe a la situación estratégica de esta localidad, situada en pleno Camino de Santiago y a escasa distancia de las instalaciones de la cooperativa donde se fabrican los helados. «Decidimos comezar probando neste sitio porque por Portomarín pasa moita xente durante o verán e pareceunos un sitio moi adecuado para comezar a distribuír o noso produto», apuntan.

Una oferta de veintidós sabores que podrá cambiar en función del mercado

Una vez inaugurada la heladería de Portomarín, los responsables de la firma tienen previsto abrir más adelante otro establecimiento si la nueva oferta encuentra una buena acogida. En cada uno de estos negocios se prevé crear entre tres y cuatro nuevos empleos. El producto también se distribuirá en algunos restaurantes. «Pero teñen que ser establecementos ben escollidos, porque ao tratarse dun produto artesanal, sen conservantes nin aditivos de ningún tipo, o seu manexo é algo moi delicado e queremos que conserve en todo momento a súa calidade», señala Manuel Arias.

Para empezar, la firma venderá helados de veintidós sabores diferentes, pero la oferta podrá modificarse en función de la respuesta de los consumidores. «Irémonos adaptando ao mercado e temos previsto retirar algunhas destas variedades se vemos que non lle gustan á xente, e probar con outras, pero sempre apostando pola máxima calidade», dice Arias.

Tarrinas y cucuruchos

En su primera salida al mercado, los helados Xeou! se venderán en tarrinas de ochenta y de 160 centímetros cúbicos de capacidad, así como en tres tipos de cucuruchos. También será posible adquirir porciones de un kilo que combinan dos o tres sabores diferentes. Los promotores de este proyecto empresarial esperan ahora la respuesta de los vecinos y de los numerosos visitantes que pasan en verano por Portomarín.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
1 votos
Comentarios

Crean en Taboada los primeros helados elaborados en la Ribeira Sacra