Confinado en Monforte un edificio entero por un brote de coronavirus

El primero de los ocho casos confirmado es el de una mujer que fue a urgencias el domingo. Le costaba respirar y le dolía mucho la cabeza

Personal sanitario y agentes de policia delante del edificio de Monforte donde se registro un brote de coronavirus
Personal sanitario y agentes de policia delante del edificio de Monforte donde se registro un brote de coronavirus

Monforte / La Voz

Un edificio entero de Monforte permanece confinado desde ayer a la espera de conocer el alcance de un brote de coronavirus detectado el lunes y en el que hasta ahora hay ocho contagios confirmados. Personal sanitario tomó muestras a decenas de personas que estuvieron en contacto con los contagiados. En las próximas horas se conocerán los resultados. Por el momento, todos los afectados sufren manifestaciones leves de la enfermedad o son asintomáticos.

El primer caso conocido de este brote es el de una mujer que el domingo fue al servicio de urgencias del hospital de Monforte. Le dolía mucho la cabeza y respiraba con dificultad. Ante la coincidencia de los síntomas con los de la covid-19, en el hospital le tomaron muestras para hacer pruebas que determinasen si estaba contagiada. El lunes por la tarde la llamaron para decirle que había dado positivo. Ella misma avisó a sus familiares, sus compañeros de trabajo y los vecinos del edificio de la calle Duquesa de Alba en el que vive.

Una vez confirmado el primer positivo, personal sanitario tomó muestras a todos los familiares con los que la mujer había tenido contacto en los últimos días. El lunes por la tarde, los resultados revelaron que siete de esos familiares tienen también el virus. Cuatro de los contagiados viven en el mismo edificio de Duquesa de Alba. Los otros cuatro residen en otros puntos de Monforte.

El edificio de la primera paciente y otros tres de los positivos es un inmueble de cinco plantas en el que hay veinte viviendas, y solo una está vacía. «Decidimos no salir a la calle el lunes por la tarde —explica una de las residentes en este edificio, que prefiere no difundir su nombre—, en cuanto nuestra vecina nos avisó de que había dado positivo». Como esta mujer, su marido y sus dos hijos, buena parte de los demás inquilinos permanecieron recluidos en su casa por iniciativa propia hasta que a eso de las siete de la tarde de ayer, médicos, enfermeros y policías se presentaban en el edificio para tomarles muestras a todos. Los vecinos consultados no saben si alguno de los residentes en el edificio hizo vida normal a pesar de saber del primer contagio, pero es posible porque hasta ayer por la tarde nadie se había puesto en contacto con ellos para pedirles que se quedasen en casa.

Más o menos a la misma hora que personal sanitario y de las fuerzas de seguridad se desplazaba a este edificio, el Ayuntamiento de Monforte hacía público un comunicado en el que daba a conocer la existencia de este brote, el primero que se produce en este municipio desde el final del confinamiento, y el segundo de la comarca desde el de hace un mes en O Saviñao. A primera hora de la noche de ayer, la Consellería de Sanidade no había informado aún oficialmente sobre estos casos.

 

«Ella piensa que pudo ser en el trabajo, pero es que toma todas las precauciones»

Según el testimonio de una de sus vecinas, la que parece ser la paciente cero de este brote no tiene ni idea de cómo pudo contagiarse. «Ella se imagina que pudo ser en el trabajo, porque no hace demasiada vida fuera de casa —asegura esta vecina—, pero es que cuando está trabajando nunca se saca la mascarilla y toma toma todas las precauciones». Los vecinos del edificio confinado se tomaban ayer con tranquilidad esta situación y confían en que las pruebas de ayer den todas negativas.

Vigilancia en la puerta para tomar nota de quien sale

Dos agentes de la unidad de la Policía Nacional adscrita a la Xunta vigilan desde ayer el portal del edificio de Duquesa de Alba en el que vive la primera mujer contagiada. A falta de una orden judicial que se lo impida, los residentes en este edificio pueden salir y entrar con libertad, aunque la recomendación médica es que no lo hagan. Los agentes de la puerta están para tomar nota de los nombres de quienes decidan salir.

En el edificio viven una media de tres o cuatro personas por piso, la mayoría matrimonios jóvenes o de mediana edad, algunos con sus hijos. En total, el personal sanitario tomó ayer en este inmueble muestras a más de medio centenar de personas. La recomendación de que no salgan a la calle está vigente al menos hasta que estén hechas pruebas que determinarán si hay más contagiados. De los resultados dependerá que les levanten el confinamiento hoy o que se lo prolonguen.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Confinado en Monforte un edificio entero por un brote de coronavirus