El crítico Neal Martin destaca el interés del terruño en los vinos de la Ribeira Sacra

Luis Díaz
LUIS DÍAZ MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

RAMON LEIRO

El experto de la revista "The Wine Advocate" habla del potencial y las debilidades de la denominación de origen en su primera visita

21 oct 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Unos exhiben sus puntuaciones como si de un moderno oráculo se tratase. Otros, temerosos de su efecto globalizador, ven en ellas una reedición de la plaga de la filoxera. Pero las valoraciones del Wine Advocate no dejan indiferente a casi nadie. Ensimismadas o de reojo, las bodegas no pierden detalle del boletín que edita Robert Parker, aclamado como agencia de calificación de riesgos por una parte del sector vitícola. Al británico Neal Martín, nuevo catador para España de la publicación estadounidense, le sorprende tanto revuelo. «En España [los bodegueros] están muy concentrados en los puntos, mucho más que en otros países», opina.

-¿Le preocupa la repercusión de sus puntuaciones?

-El problema no lo tengo con los productores de vino en sí, sino con los importadores en Estados Unidos o en Inglaterra que usan esas valoraciones. Yo no puntúo para que los importadores vendan vino. Puntúo lo que me parece bueno o malo. Puede que el problema en España sea que algunos consumidores no se preocupan de conocer la región, los terruños.

La entrevista con Neal Martin se desarrolló con motivo de su reciente estancia en Galicia, durante la cena que puso fin a una intensa jornada de trabajo en la Ribeira Sacra. De mañana había catado 73 vinos en la sede del consejo regulador para el reportaje que publicará el Wine Advocate. Por la tarde, tuvo su viaje iniciático por las pistas que atraviesan los viñedos de vértigo del Sil. Para rematar, visita y cata en la bodega Dominio de Bibei. Al salir escribió en su twitter: «Termina el día, en medio de la nada, en Dominio de Bibei. Vino muy interesante (viejo y nuevo)».