Un juez ordena a Trump devolver la protección a los «dreamers»

Esperanza Balaguer NUEVA YORK / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

Los jóvenes inmigrantes celebraron la sentencia con una concentración ante las puertas del Supremo
Los jóvenes inmigrantes celebraron la sentencia con una concentración ante las puertas del Supremo JONATHAN ERNST | REUTERS

La decisión es un nuevo revés para la cruzada del magnate contra los indocumentados que llegaron de niños a EE.UU.

06 dic 2020 . Actualizado a las 10:03 h.

Un juez federal ha ordenado a la Administración Trump que restaure en su totalidad el programa de protección a los jóvenes inmigrantes llegados a Estados Unidos de manera irregular cuando eran niños creado por el expresidente Barack Obama en el 2012. La decisión supone un simbólico revés a las agresivas políticas de Donald Trump contra la inmigración a menos de un mes y medio del traspaso de poderes en favor del presidente electo Joe Biden.

La orden emitida por el juez Nicholas Garaufis del Tribunal del Distrito de Brooklyn (Nueva York) obliga al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) a admitir las nuevas solicitudes al programa llamado Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés). Cerca de 300.000 jóvenes podrían ahora beneficiarse de la protección que les permite estudiar, trabajar, y viajar y poder regresar a EE.UU. sin arriesgarse a la deportación. Se sumarían así a los más de 700.000 jóvenes indocumentados que ya se benefician del programa, la mayoría nacidos en México y otros países latinoamericanos.

Promesa de campaña

La guerra de Trump contra los dreamers comenzó en la campaña electoral del 2016 como una de sus promesas estrella contra la inmigración ilegal. Las amenazas se hicieron realidad en septiembre del 2017 cuando puso fin a DACA, abriendo la batalla judicial. El Tribunal Supremo bloqueó la iniciativa el pasado mes de junio al considerar que el presidente no había cumplido con los procedimientos legales para poner fin al programa. La Administración Trump respondió a través del secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, quien emitió un memorando en el que indicaba que no se aceptarían nuevas solicitudes y que las renovaciones se limitarían a un año en lugar de a los dos años establecidos.