Los militares toman el poder en Mali y prometen elecciones

Detienen al presidente del país, nombran un comité nacional de salvación y decretan el cierre de fronteras. Los contingente español eleva el nivel de alerta


Redacción

Los militares que ayer dieron un golpe de estado en Mali han presentado este miércoles un «comité nacional de salvación pública» y han anunciado elecciones «en un plazo razonable» tras haber disuelto la Asamblea Nacional y haber obligado al presidente, Ibrahim Boubacar Keita, a presentar la dimisión.

Cinco dirigentes de este comité aparecieron ante la televisión pública y dirigieron un discurso leído por el que se presentó como su portavoz, el teniente-coronel Ismael Waghe, quien anunció además el cierre de fronteras y la instauración de un toque de queda nocturno «hasta nueva orden».

El comunicado, de unos ocho minutos, fue leído mientras la televisión mostraba numerosas imágenes de militares de todo rango que aparentemente son los que se han sumado a este golpe de estado incruento, pues hasta ahora no se ha informado de víctimas.

El portavoz de este comité invitó «a la sociedad civil y las fuerzas políticas y sociales» a unirse a ellos para «crear juntos las condiciones de una transición política civil que conduzca a elecciones creíbles», pero no dio ningún plazo sobre su permanencia en el poder. Tampoco comunicó quién es el líder de este movimiento.

Waghe trató de tranquilizar a la comunidad internacional -que ha condenado unánimemente el golpe- diciendo que los Acuerdos de Argel siguen vigentes, en referencia al tratado de paz del 2015 que sentó las bases de la reconciliación nacional aunque no ha servido para acabar con la violencia.

Más aún, citó por su nombre a la Minusma (misión de la ONU en Mali), la fuerza Berkhane (desplegada por Francia en el Sahel) y la fuerza G5 (alianza militar de Mali con Mauritania, Níger, Burkina Faso y Chad), a quienes llamó «socios» e invitó a «acompañar» a los militares en este proceso.

Tras hacerse efectivo el golpe, el presidente de Malí, Ibrahim Boubacar Keita, presentó su dimisión y anunció a su vez la disolución del Parlamento y del Gobierno. Fue horas más tarde de haber sido secuestrado junto al primer ministro, Boubou Cissé, por un grupo de militares rebeldes.«No quiero que se derrame sangre si eso significa mantenerme en el poder», anunció Keita a través de un mensaje difundido por la televisión estatal ORTM.

Los militares españoles elevan el nivel de alerta

El Gobierno considera que los militares y civiles españoles que se encuentran en Mali «están fuera de peligro» aunque les aconseja «limitar sus movimientos» tras el golpe de estado ocurrido ayer martes. En declaraciones a RNE, la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, ha asegurado que tanto ella, como la ministra de Defensa, Margarita Robles, están al habla con los militares destacados en el país africano, así como con los responsables de oenegés españolas que trabajan en la región y han constatado que no corren peligro.

Robles ha indicado poco después que los alrededor de 200 militares españoles desplegados en Malí «ha elevado el nivel de alarma» y ha asegurado que la decisión con respecto al futuro del contingente «depende» de los que marque la Unión Europea.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los militares toman el poder en Mali y prometen elecciones