Póvoa de Varzim, capital de las letras ibéricas

El certamen Correntes D´Escritas reúne a 120 escritores de 14 países, 25 de ellos, españoles


Lisboa

Cuando en 1999 un grupo de jóvenes, capitaneados por la incansable Manuela Ribeiro, se lanzaron a organizar la primera edición de Correntes D´Escritas, en Póvoa de Varzim, fueron muchos los que se llevaron las manos a la cabeza augurándoles poco futuro y éxito. Nada más lejos de la realidad: 21 años después, el certamen literario y cultural del norte luso se ha convertido en el más importante de la península ibérica, y en un referente para cualquier editor y escritor de prestigio, no solo de España y Portugal, sino de Latinoamérica y de todos los países lusófonos.

«Cuando conocí la Semana Negra de Gijón, hace años -explica a La Voz de Galicia el concejal del Cultura de Póvoa, Luís Diamantino Batista- tuve claro que quería convertir a Póvoa en un polo dinamizador de la literatura ibérica, con todas sus lenguas, y de la lusofonía». Ese sueño se hizo realidad gracias al empuje, buen hacer e ilusión de Manuela Ribeiro, que capitanea durante todo el año a un equipo de 15 personas que preparan con celo cada edición, y que durante el certamen llegan a ser 100.

«Es una gran satisfacción saber que cada año somos más conocidos y valorados, dentro y fuera de Portugal», resalta Ribeiro, al tiempo que añade: «Nos encanta lo que hacemos e intentamos transmitir esa energía positiva, para que triunfe entre los participantes el intercambio de ideas y experiencias. Lo mismo intentamos hacer con el público que asiste a los espectáculos, presentaciones de libros, conferencias, mesas redondas, y a lo que se nos ocurre realizar».

Durante nueve días, 120 escritores de 14 países, 25 de ellos españoles, además de una amplia representación de Latinoamérica y los países lusófonos, como Brasil, Cabo Verde, Angola, Mozambique, Argentina y Uruguay, participan y conviven junto a sus editores, no solo entre ellos, sino «también con la comunidad local de Póvoa, Oporto y los pueblos cercanos», explica la coordinadora de Correntes D’Escritas.

«Queremos que nuestros niños, jóvenes y adultos sientan como suyo este certamen en el que tanto empeño e ilusión ponemos cada año», declara el alcalde de Póvoa de Varzim, Aires Henrique do Couto Pereira.

Por dicho motivo, los escritores presentes cada año van también a las escuelas para llevar la esencia de su obra a los más pequeños, resalta el regidor, quien confiesa: «Me emociona ver cómo durante la conferencia inaugural de este año, impartida por el arquitecto Álvaro Siza, no quedaba un sitio libre en el auditorio del Teatro Garrett».

Una comunidad volcada

Una de las cosas que más sorprenden de Correntes D’Escritas es ver cómo las pequeñas tiendas del centro de Póvoa de Varzim adornan sus escaparates con libros y organizan en su interior recitales de poesía. Lo mismo ocurre con los restaurantes, que viven con pasión el certamen, como es el caso de Zé das Letras y Theatro, construido en un antiguo teatro y donde conviven a la perfección un restaurante y una librería. «Me encanta venir a Correntes», avanza la periodista, escritora y miembro del jurado del premio literario Casino de Póvoa, Ana Daniela Soares, «porque convivimos todos alrededor de una buena mesa, en el desayuno, la comida y la cena... Las conversaciones se alargan hasta la madrugada», confiesa.

La escritora barcelonesa Clara Usón, que participa por segunda vez en Correntes D’Escritas, valora «la energía positiva, de proximidad con los compañeros, editores y el público, que no encuentro en otros sitios», afirma. Porque «este mar Atlántico, con su fuerza y belleza a la puerta del hotel, la amabilidad de sus gentes y la facilidad con la que se nos permite trabajar y hacer contactos, hace que repitamos y queramos volver», resume.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Póvoa de Varzim, capital de las letras ibéricas