El efecto Hugh Grant amenaza un feudo «tory»

El actor llama a votar a una independiente en East Devon, donde los «tories» ganan desde hace 150 años

Hugh Grant hizo campaña con  Luciana Berger, la candidata liberaldemocrata  del distrito de Finchley y Golders Green
Hugh Grant hizo campaña con Luciana Berger, la candidata liberaldemocrata del distrito de Finchley y Golders Green PA Wire dpa

Londres / E. La Voz

Los conservadores podían conseguir las llaves del número 10 de Downing Street o ser desalojados del poder, pero ocurriera lo que ocurriera en las urnas cada cinco años tenían asegurado que los votantes de East Devon les iban a dar su escaño. Así viene ocurriendo de manera ininterrumpida desde el año 1869. Sin embargo, en las elecciones generales del 12 de diciembre esta fidelidad puede llegar a su fin.

La encuesta que YouGov publicó la semana pasada, en la que daba a los tories una mayoría absoluta casi tan holgada como la que tuvo en su momento la venerada Margaret Thatcher (1979-1990), traía otro pronostico menos positivo para el partido en el Gobierno: los habitantes de la idílica circunscripción costera inglesa parecen estar dispuestos a probar la alternancia y hacer a la independiente Claire Wright su representante en Westminster.

Wright, quien en las elecciones del 2015 y el 2017 intentó sin éxito ser elegida diputada, podría conseguir a la tercera romper el récord de imbatibilidad que los conservadores tienen en esta circunscripción desde tiempos de la reina Victoria. Los sondeos le dan un 41 % de intención de voto, seis puntos por detrás del tory Simon Jupp. Pero su candidatura podría dar un giro tras el espaldarazo mediático que ha recibido del actor Hugh Grant. El protagonista de Love Actually y Nothing Hill ha pedido a los votantes laboristas, liberaldemócrata y verdes que apuesten por Wright. «Hagan esto por su país, se lo rogamos», dijo.

 Grant, un férreo crítico del primer ministro Boris Johnson, se ha implicado en la campaña electoral y no solo ha apostado por la candidata independiente de East Devon. Así, a través de su cuenta de Twitter, ha solicitado a los electores laboristas de la localidad de Saint Ives que voten al abanderado liberaldemócrata, que es el que tiene más posibilidades de imponerse al tory. Además el domingo sorprendió a los votantes del distrito de Finchley y Golders Green al hacer campaña por las casas con Luciana Berger, una laborista que se ha pasado a las filas de los libdem.

 El voto táctico

Aunque las encuestas pronostican que el premier ganará las elecciones, esos mismos estudios advierten que ese triunfo no se puede dar por un hecho. ¿La razón? El voto táctico puede modificar el resultado. Un 48 % de los militantes laboristas y el 55 % de los liberaldemócratas han declarado que es probable que voten al candidato que tenga más posibilidades de ganar al conservador en su circunscripción. Si eso ocurriera los tories no solo no lograrían la mayoría absoluta, sino que tendrían difícil formar Gobierno al quedarse con entre 302 y 318 diputados, según el diario digital The London Economic.

  

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El efecto Hugh Grant amenaza un feudo «tory»