La UE pacta restringir la venta armas a Turquía, pero evita el embargo

España se suma a la decisión de Alemania, Francia, Holanda o Finlandia de detener «inmediatamente» sus licencias de exportación de armamento

Borrell ha insistido en que el embargo de armas no es competencia europea, sino que se trata de una decisión de cada Estado miembro
Borrell ha insistido en que el embargo de armas no es competencia europea, sino que se trata de una decisión de cada Estado miembro

Bruselas / E. La Voz

La Unión Europea aprieta, pero no ahoga. Los ministros de Exteriores de la UE instaron ayer a Turquía, socio clave y aliado de la OTAN, a cesar su ofensiva en el noroeste de Siria y retirar sus tropas. Evitaron aprobar un embargo, pero a la vez se acordó restringir la venta de armas a Ankara y dejar en manos de cada país la decisión.

A su llegada a la reunión, el ministro de Exteriores en funciones y próximo jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, indicó que en el ánimo de sus homólogos está «adoptar una actitud exigente con Turquía, por su rechazo frontal y firme contra el ataque sirio». Ese ánimo se redujo a una condena por parte de la UE a la acción militar de Turquía por socavar «gravemente la estabilidad y la seguridad de toda la región». Además del obvio sufrimiento de los civiles y el aumento de desplazamientos, Turquía también pone en peligro con su acción militar el «progreso logrado hasta ahora por la coalición global para derrotar al Estado Islámico», que sigue siendo una amenaza para la seguridad europea.

En este sentido, Europa ha pedido a Ankara que aborde sus preocupaciones de seguridad por la vía política y diplomática, siguiendo el derecho internacional humanitario, y no con acciones militares. También ha pedido una reunión de la coalición internacional contra el Estado Islámico para estudiar cómo abordar la situación actual.

El futuro jefe de la diplomacia europea ha insistido en rueda de prensa en que el embargo de armas no es competencia europea, sino que se trata de una decisión de cada Estado miembro. España se sumó este lunes a la decisión de Francia, AlemaniaHolanda, y Finlandia de dejar de vender armas a Turquía. Mientras que países como Suecia, Dinamarca, Austria, Italia y Bélgica, país que ya dejó de vender armas a Turquía tras el golpe fallido del 2016, siguen defendiendo un embargo de toda la UE.

Borrell ha aprovechado la cita para ironizar sobre el brexit, mencionando que la decisión de condena de las acciones de Turquía ha sido unánime y para ello el Reino Unido ha tenido que pedir autorización a Londres. «No ha tardado tanto como la propuesta del brexit, pero ha habido que pedirla», dijo divertido. 

Borrell echó balones fuera al ser preguntado sobre si la reacción de la OTAN ante una hipotética acción siria contra Turquía, en cumplimiento del artículo 5 del Tratado de la OTAN que establece que un ataque contra un socio es considerado un ataque contra todos los Estados miembros. El ministro no ha querido posicionarse sobre la activación o no del artículo y ha echado balones fuera diciendo que «cada día tiene su problema», haciendo ver que ya se vería.

El Consejo de Exteriores también trató las prospecciones de hidrocarburos turcas en aguas de Chipre y acordó sanciones a las personas físicas o jurídicas responsables o involucradas en la perforación de hidrocarburos en la isla.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La UE pacta restringir la venta armas a Turquía, pero evita el embargo