El presidente Ortega libera a los líderes de las protestas en Nicaragua

Los expresos políticos denuncian humillaciones,falsas acusaciones y torturas

El líder opositor Yubrank Suazo grita «Justicia» a la multitud que lo recibió tras ser liberado
El líder opositor Yubrank Suazo grita «Justicia» a la multitud que lo recibió tras ser liberado

Bogotá / E. La Voz

«¡Somos libres! ¡Gloria a Dios!» fueron las primeras palabras en libertad de la periodista Lucía Pineda. Apenas podía pronunciarlas, mientras era abrazada por amigos y familiares. Al menos 56 personas, consideradas como presos de conciencia por la oposición nicaragüense, fueron excarceladas este martes en el país centroamericano. Entre ellas estaban los líderes de las protestas iniciadas en abril del 2018 contra el presidente Daniel Ortega, y los reos opositores más emblemáticos. Muchos han pasado más de un año en prisión.

«Fue denigrante. Nos trataron de humillar. Pasé dos semanas defecando en mi mano porque el baño estaba atascado», dijo Pineda, jefa de prensa del clausurado canal 100% Noticias. La comunicadora había sido apresada el pasado diciembre. Fue acusada por la Fiscalía de terrorismo, cargo que la oposición califica de falso. Otros reos han denunciado torturas.

También fueron liberados los líderes estudiantiles Amaya Coppens y Edwin Carache, el director de 100% Noticias, Miguel Mora, y el líder campesino Medardo Mairena, condenado a 216 años de cárcel­ (el triple de lo que pedía la Fiscalía) por terrorismo y asesinato. La oposición denuncia que los cargos son falsos (Mairena no estaba ni tan siquiera en el lugar) y que el tribunal fue parcial.

El proceso de excarcelación de este martes se produce después de la aprobación en el Parlamento, el pasado sábado, de una polémica ley de amnistía, apoyada por la gran mayoría oficialista que controla la cámara. El texto otorga «amplia amnistía» a quienes participasen en los sucesos acaecidos en Nicaragua a partir del 18 de abril hasta el pasado sábado.

Los representantes gubernamentales destacaron el inicio de un proceso de «reconciliación», iniciado con la liberación de reos acusados de delitos como terrorismo o asesinato en el contexto de un golpe de Estado.

La oposición, en cambio, ha criticado la ley, por considerar que los presos liberados son reos de conciencia que no han cometido delito alguno. Quienes se oponen a Ortega niegan que hubiese un golpe y creen que el presidente quiere evitar su futuro procesamiento y el de los civiles armados que le han apoyado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El presidente Ortega libera a los líderes de las protestas en Nicaragua