La «mujer maravilla» acude en rescate de una actriz vapuleada por Netanyahu

Gal Gadot apoyo a su compatriota y colega Rotem Sela que critica la posición del Gobierno contra la minoría árabe en Israel a un mes de las elecciones legislativas

La actriz israelí Gal Gadot alcanzó fama mundial por su pael en la película  La mujer maravilla
La actriz israelí Gal Gadot alcanzó fama mundial por su pael en la película "La mujer maravilla"

Redacción / La Voz

La actriz Gal Gadot, intérprete en el cine de la Mujer Maravilla, salió al rescate de otra actriz israelí vapuleada por el primer ministro Benjamin Netanyahu, así como en las redes sociales, por haber criticado las posiciones del Likud, el partido en el poder en Israel, sobre la minoría árabe. «Ama a tu prójimo como a tí mismo», escribió la actriz israelí en su cuenta Instagram la noche del domingo en apoyo a su compatriota Rotem Sela. «No es un tema de derecha o de izquierda. Judío o árabe. Laico o religioso», agregó, según recoge AFP.

La actriz y modelo Rotem Sela se vio envuelta en un rifirrafe con Netanyahu después de colgar en las redes que «¿cuándo va a decir alguien en este Gobierno a la gente que Israel es un Estado de todos sus ciudadanos y que toda la gente fue creada igual?». La respuesta del mandatario fue contundente: «Israel no es de todos sus ciudadanos», respondió en plena campaña electoral en un intento de ganarse a los votantes de derechas. A la trifulca se sumó el presidente de Israel, Reuven Rivlin, quien afirmó, según el diario Haaretz, que los árabes «no son votantes de segunda clase» y que «en el Estado de Israel hay derechos iguales para todos los ciudadanos del país». «Es un tema de diálogo, de diálogo por la paz y la seguridad, y de tolerancia de unos con otros», concluyó volviendo a publicar el mensaje de Rotem Sela y asegurándole que era una «fuente de inspiración».

Reacción a la ministra

El sábado por la noche Rotem Sela publicó su comentario tras escuchar a la ministra de Cultura, Miri Regev, en la televisión. La ministra acababa de invitar a los electores a no votar a favor de los adversarios Netanyahu en las elecciones legislativas del 9 de abril, evocando la amenaza, para ella, de una alianza entre los adversarios de Netanyahu y los partidos árabes para gobernar luego de las elecciones.

Esa hipótesis es muy improbable, pero es un argumento utilizado regularmente por Netanyahu, Regev y el Likud, el partido de derecha en el poder. «¿Cuándo alguien dirá en este Gobierno a la gente que Israel es un Estado de todos sus ciudadanos y que toda la gente fue creada igual?», escribió Rotem Sela en Instagram. «Incluso los árabes -increíble pero es cierto- son seres humanos, y los drusos, y los homosexuales también, así como las lesbianas y -sorpresa- los izquierdistas», agregó.

Para su comentario, Netanyahu se basó en el contenido de un artículo de la Constitución de Israel aprobado el pasado año que  sostiene que Israel se conforma como «un Estado-nación judío», lo que supone la discriminación política de la población árabe del país, un 17,5 % del total de habitantes. La modificación constitucional  fue el inicio de una campaña contra los árabes-israelíes . El Comité Electoral de Israel prohibió la semana pasada que el partido Balad (coalición árabe en la Knesset, el Parlamento israelí) se presentase a las elecciones que tendrán lugar el próximo 9 de abril. El argumento del Comité fue que el partido negaba el carácter judío del Estado de Israel recogido por la Constitución. También les vinculaba con los grupos armados Hezbolá y Hamás.

A la prohibición se le suman las declaraciones del pasado miércoles de la ministra  Regev, que demandó el despido de Lobna Zoabi, un trabajador árabe de su propio ministerio encargado del Departamento de Cultura Árabe. La ministra escribió al respecto: «A cualquiera que diga que las vidas de las personas son más importantes que la tierra, el hogar y Al Aqsa [la mezquita más importante de Jerusalén], les digo: si esta tierra y nuestra casa son violadas, usted y su alma serán los próximos en la fila».

El Likud, partido de Netanyahul, ya confirmó el pasado mes de febrero una futura coalición de cara a los comicios de primavera con los partidos Poder Judío y Hogar Judío, formaciones consideradas racistas y extremistas por organizaciones como el Comité Israel-América de Asuntos Públicos.  Las elecciones de abril en Israel se celebrarán en un contexto de división entre los partidos que abogan por la defensa de los árabe-israelíes como ciudadanos legítimos de Israel y quienes desean hacer prevalecer el estatus de Estado-nación judío reconocido por la Constitución.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La «mujer maravilla» acude en rescate de una actriz vapuleada por Netanyahu