Cottarelli pide más tiempo para construir su Gobierno técnico

El ultraderechista Salvini se dispara en las encuestas, que ya apuntan al 29 de julio para unas nuevas elecciones


ROMA / CORRESPONSAL

Conseguir formar un Gobierno en Italia está siendo una misión imposible hasta para un técnico como Carlo Cottarelli del que se esperaba que ayer facilitara al presidente, Sergio Mattarella, la lista de ministros completa para integrar su equipo. Tras una reunión en el Quirinal, advirtió de que «hay que profundizar algunas cosas, pero no falta mucho». El anuncio del equipo de Gobierno podría llegar en la mañana de hoy. Mientras tanto, la tensión en Italia es altísima, tanto a nivel político como económico, alimentada además por las noticias que llegan de Bruselas.

Las pocas posibilidades que tiene Cottarelli de que su Gobierno reciba el respaldo del Parlamento hace que se empiece a plantear la hipótesis de unos comicios anticipados al 29 de julio. «A mí me va bien», apuntó Luigi Di Maio. También el Partido Democrático y la Liga Norte mostraban su disponibilidad a concurrir de nuevo a las urnas, lo que podría provocar que Cottarelli renuncie al encargo de formar un equipo de técnicos.

Uno de los motivos del adelanto electoral sería el intento de frenar la especulación financiera y relajar la prima de riesgo -que ayer llegó a los 303 puntos-, hasta un nivel soportable ,ya que así sería posible preparar los presupuestos del 2019 antes del 15 de octubre. 

Despropósito

Las desafortunadas palabras del comisario europeo de Presupuestos, el alemán Gunther Oettinger, que aseguró que «los mercados enseñarán a los italianos a votar de manera justa», avivaron aún más la polémica sobre la interferencia de Alemania en la política italiana. Los dos partidos populistas, la Liga y el Movimiento 5 Estrellas (M5E), se lanzaron a un furibundo ataque contra el comisario pidiendo su dimisión. Esta vez, a las críticas se unió el Partido Democrático, que solicitó respeto para el electorado italiano. También de Europa llegaron críticas a las palabras de Oettinger: «Comentario desconsiderado», aseguró el portavoz del presidente de la UE, Jean Claude Juncker, que insistió en que «compete a los italianos, y solo a ellos, decidir su futuro».

La crisis política ya tiene ganador moral. Según las últimas encuestas la Liga de Matteo Salvini alcanza ya el 25 % de intención de voto y amenaza al M5E, que sigue perdiendo apoyos. Con un Silvio Berlusconi resucitado políticamente, la coalición de centroderecha podría alcanzar el 40 % de votos y, así, Salvini se aseguraría la presidencia del Gobierno sin tener que compartir ministros con Luigi Di Maio.

En la izquierda, que salió muy mal parada el 4 de marzo, se empiezan a hacer llamadas a la unidad. El peligro de un Ejecutivo populista ha hecho reaccionar a sus líderes para dejar atrás viejas rencillas. La expresidenta de la Cámara, Laura Boldrini, apeló a las fuerzas progresistas ante la «peligrosa deriva populista y soberanista». También otros líderes, como Massimo D’Alema o Matteo Renzi, propugnan formar un frente anti Liga-5Estrellas: «Tenemos que ir a por los votos de los desilusionados, incluidos los de Forza Italia», dijo el florentino que además añadió: «Lo importante es mantener una serie de puntos fijos como Europa o la defensa del presidente de la república», que ayer fue amenazado con acabar asesinado como su hermano, víctima de la mafia. Lo difícil para la hipotética coalición de izquierda será el encontrar un líder que convenza a todos los partidos para afrontar ese desafío electoral juntos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cottarelli pide más tiempo para construir su Gobierno técnico