Colombia avanza hacia el futuro con nuevo presidente y nuevos retos

Los colombianos acudieron ayer masivamente a las urnas para participar en las primeras elecciones libres de conflicto bélico con la narcoguerrilla de las FARC. En Colombia, a diferencia de lo ocurrido una semana antes en la vecina Venezuela, además de votar se pudo elegir

.El candidato del partido uribista, Iván Duque, vencedor de la primera vuelta de las elecciones en Colombia
El candidato del partido uribista, Iván Duque, vencedor de la primera vuelta de las elecciones en Colombia

Más de 36 millones de colombianos inscritos y con derecho a voto dentro y fuera del país tuvieron la oportunidad de escoger entre las ofertas de los cinco candidatos finalistas de esta contienda electoral, que salieron de los resultados de las parlamentarias del pasado mes de marzo, ya que en el caso colombiano funcionan como primarias.

A esta semifinal, tal y como pronosticaban los sondeos, llegó en primera posición Iván Duque, el candidato del Centro Democrático que lidera el expresidente Álvaro Uribe y respalda el también expresidente Andrés Pastrana.

Quedó ligeramente por debajo del 40 % de los votos que le auguraban los sondeos pero disputará la final el próximo día 17 con Gustavo Petro, el exalcalde de Bogotá, que se presentaba por el Movimiento Colombia Humana, apoyado por diversos pórticos y movimientos de izquierda, logrando casi el 26 % de los votos, unas décimas más de lo que le adjudicaban las encuestas.

El tercer puesto fue para el exalcalde de Medellín, Sergio Fajardo con casi el 24 % de los votos, apenas 250.000 menos que Petro. Este matemático de profesión, que era el candidato de Coalición Colombia, que representa el centro político colombiano fue la gran sorpresa de la jornada, ya que rompió al alza los pronósticos de las encuestas.

Las otras dos opciones que tenían ayer los electores colombianos eran Germán Vargas Llera del Partido Cambió Radical, que fue vicepresidente de Juan Manuel Santos y Humberto de la Calle, del Partido Liberal, que fue él jefe del equipo negociador del Gobierno en ls negociaciones con las FARC. Ambos obtuvieron unos resultados muy por debajo de lo que le vaticinaban las encuestas.

La ajustada victoria de Duque en la primera vuelta no le garantiza la presidencia en la segunda, incluso aún sumando los votos de Humberto de la Calle el otro candidato de la derecha.Todo va a depender de por quién se decanten los votantes de Fajardo y los de Vargas Lleras cuyos votos hubieran sido suficientes para colocar a Fajardo en el segundo puesto y por tanto en la segunda vuelta.

Por otra parte, sí Petro logra sacudirse el sambenito de chavista que le colgó la derecha, desempolvando viejas declaraciones suyas tan poco afortunadas como aquellas en las que dijo que «el chavismo fue el primer proyecto democrático de América Latina» y su pasado de ex-guerrillero del M-19, con el respaldo de los votantes de Fajardo y Vargas Lleras puede convertirse en el primer presidente de izquierdas de la historia del país.

La primera lectura que se puede hacer de los resultados es que Colombia está dejando atrás el viejo sistema de partidos y que las preferencias de la ciudadanía se decantan más por aquellas opciones que ofertan una reducción de las desigualdades sociales y apuestan por una lucha decidida contra la corrupción y otras lacras tradicionales del país, como el narcotráfico, que por aquellas que mantienen el viejo discurso de la seguridad a cualquier precio.

Estos resultados también permiten concluir que el acuerdo de paz suscrito por Santos con las FARC y cuestionado por los dos candidatos de la derecha, especialmente por el uribista Duque, será irreversible. Con cualquiera de los dos finalistas que llegue a la Casa de Nariño resulta evidente que para Colombia comienza una nueva era con nuevos retos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Colombia avanza hacia el futuro con nuevo presidente y nuevos retos