Las bolsas no levantan cabeza

El «brexit» borra el efecto de las elecciones y el Ibex cae a niveles de hace tres años


Redacción / La Voz

Se temía lo peor el ministro de Finanzas británico, George Osborne. Si no un terremoto como el que sacudió los mercados el viernes, al menos una réplica de gran intensidad. Por eso, antes de que las bolsas abrieran sus puertas, ya había salido a la palestra. Para calmar los ánimos y contener la sangría. Les contó a los inversores que el Reino Unido está preparado para hacer frente a cualquier desafío que traiga aparejada la decisión de abandonar Europa. Que su economía es lo suficientemente fuerte como para aguantar los embates del temporal y que lo que le sobran son planes de contingencia para afrontar las consecuencias. Puede que sus palabras funcionaran. Un poco. O puede, simplemente, que, después del descomunal desplome del viernes, no hubiese ya mucho más que perder. El caso es que las bolsas del Viejo Continente volvieron a sufrir por el portazo británico. Pero, esta vez, las heridas no resultaron tan graves. Milán fue quien se llevó la peor parte, añadiendo a la fuerte caída del día después del brexit un quebranto de casi el 4 %. Londres bajó un 2,58 % y Fráncfort y París, un 3 % cada una.

En casa, las réplicas del terremoto británico se mezclaron con los ecos de los resultados de las segundas elecciones generales en seis meses. Ahora con una mayoría más clara que en diciembre -con el PP reforzado-, pero a todas luces insuficiente para formar Gobierno. Toca negociar y pactar. Con el tan traído y llevado sorpasso lejos de consumarse, los valores de sectores regulados, como el eléctrico, respiraron aliviados. El mejor ejemplo, Endesa, que se hizo con una subida del 5 %. Y Bankia, a quien Unidos Podemos le ha colgado el cartel de banca pública, lo celebró con un alza del casi el 7 %.

Bálsamo electoral

Con todo, la valoración que hicieron los inversores de lo dicho en las urnas por los ciudadanos le sirvió al Ibex para mitigar los efectos del brexit. De hecho, la Bolsa española fue la que menos bajó de Europa: un 1,83 %. En cualquier caso, pudo ser mejor. Y eso porque, al poco de comenzar la sesión, el principal indicador de la Bolsa española ganaba más de un 3 %. Cerró en 7.645 puntos, en nivel más bajo desde junio del 2013.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Las bolsas no levantan cabeza