Cómo emigrar a Canadá y el primer supermartes en la era del «big data»

El éxito de Trump en las primarias disparó las búsquedas en la Red sobre cómo emigrar a Canadá


REDACCIÓN / LA VOZ

El supermartes se vivió con gran intensidad en la Red y en las redes. Los vencedores de la jornada en los bandos demócrata y republicano, Hillary Clinton y Donald Trump, se convirtieron en protagonistas en Twitter con varios trending topics de alcance mundial. Pero eso, a estas alturas, no es una gran noticia. La red social del pájaro azul es, junto a la televisión, la gran arena política de nuestro tiempo, sobre todo en Estados Unidos, donde hace tiempo que las campañas digitales son decisivas.

Obama lo demostró en sus dos victorias. No hay sitio para el amateurismo. Los directores tecnológicos se erigen como figuras de gran relevancia en los equipos de los candidatos y buena parte de las imprescindibles donaciones se recogen por Internet, en las páginas y cuentas oficiales.

Nadie ha demostrado aún de forma científica que den votos, pero se dice que cada tuit, cada post de Facebook o cualquier mensaje publicado en las diferentes redes sociales pesan y cuentan. Para bien o para mal. Y las búsquedas en Internet son un gran indicador para conocer qué le interesa y qué le preocupa a la gente. Google es un gran termómetro para medir la evolución de la popularidad, detectar de forma temprana epidemias o medir el alcance de los daños de un terremoto, entre otras posibles aplicaciones.

En el mundo hay miles de millones de dispositivos conectados. Generan un flujo de datos ingente, que contiene una cantidad de información muy valiosa si se gestiona y analiza de forma adecuada. Es el llamado big data. Moverá el mundo en los próximos años, cuando ese torrente crezca de forma exponencial con la llegada del Internet de las Cosas (objetos cotidianos capaces de emitir y recibir datos) y la extensión de las mucho más capaces redes móviles 5G.

Ayer, en el supermartes, pudo verse un ejemplo. La consolidación de Donald Trump como posible candidato republicano provocó un pico inusual de actividad en Google. Con los pronósticos de las encuestas, las búsquedas con la pregunta «¿cómo puedo emigrar a Canadá?» se multiplicaron hasta alcanzar un porcentaje superior al 350 % de lo habitual.

El dato lo dio en Twitter Simon Rogers, un especialista de Google. En seguida en las redes sociales vincularon el incremento de tráfico con el pánico a que el estridente empresario pueda ocupar la Casa Blanca. Y apoyaron esta conclusión con dos argumentos: el primero, que la página web de inmigración de Canadá murió de éxito y sufrió un colapso en sus servidores tras recibir una avalancha de consultas; y el segundo, que otra búsqueda muy repetida completaba así la pregunta «... si Trump gana». No es un fenómeno nuevo. La fiebre por emigrar a Canadá también se vivió en el 2004, cuando George W. Bush fue reelegido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cómo emigrar a Canadá y el primer supermartes en la era del «big data»