Trampas, el sapoconcho y un beso robado en «OT 2017»

La sexta gala de «OT 2017» y el día posterior han dado mucho que hablar entre los seguidores del exitoso formato


Redacción

Las galas de Operación Triunfo dan para mucho. El fenómeno logrado este año por Gestmusic y Televisión Española, en el que ha tenido mucho que ver un cásting destacable y una gestión de redes sociales intachable, ha hecho que las galas que se emiten cada lunes, que empezaron con datos discretos, estén subiendo como la espuma semana tras semana.

OT 2017 empezó haciéndose grande en el directo de Youtube y del canal Sky, mientras las galas se consideraban por muchos como su punto más flaco. Pero parece que, poco a poco, se van limando los detalles que no las hacían funcionar del todo. Y están llenas de detalles, algunos esperanzadores, otros criticados, que no pasan de largo entre los fans.

Trampas en las nominaciones

Las nominaciones de la sexta gala de OT 2017 fueron posiblemente las más criticadas en las redes sociales. No fue para menos, ya que el jurado decidió salvar a dos concursantes que habían cometido errores flagrantes encima del escenario, pero nominaron a otros, como la andaluza Mireya o los gallegos Cepeda, Miriam o Roi, sin argumentar apenas razones de peso.

Pero la verdadera indignación de las redes llegó en el momento en el que los concursantes tenían que salvar a uno de sus compañeros nominados.

Según la dinámica de Operación Triunfo, todos ellos tienen que escribir en una pizarra el nombre de la persona a la que quieren salvar, y solo después empiezan a decir lo que han escrito.

El presentador de OT 2017, Roberto Leal, fue insistente en que acabaran de escribir para poder comenzar con el recuento, y se dirigió, sobre todo, a Alfred. Cuando este terminó de escribir, Amaia, la favorita del público, dijo el nombre que ella había elegido: el del ourensano Luís Cepeda.

Pero había algo que no pasó inadvertido para los usuarios de Twitter: El barcelonés Raoul no acabó de escribir el nombre de la persona a la que quería salvar hasta que Amaia ya había hecho pública su elección.

Muchos vieron en el acto de Raoul una estrategia evidente. El catalán tenía que debatirse entre sus dos mayores apoyos en la casa, Mireya y Miriam, y, como la semana anterior Amaia había salvado a Miriam, Raoul habría esperado a ver qué eligió esta para terminar de escribir su nombre elegido.

Pero la pamplonesa no repitió, y escogió al ourensano, así que Raoul reaccionó rápidamente y escribió el nombre de la eumesa Miriam, quizás deduciendo que era ella la más apoyada entre el resto de sus compañeros.

El caso es que, si Raoul hubiera puesto el nombre de Mireya, el ourensano se habría salvado, ya que, ante el empate de Miriam y Cepeda, sería el voto de la favorita el que valdría doble para desempatar.

Los usuarios de las redes sociales no tardaron en pedir medidas contra esa evidente «trampa» que atentaba contra una de las normas básicas del programa, pero el director de Gestmusic, Tinet Rubira, contestó a tales peticiones diciendo que, aparentemente, no se había incumplido ninguna regla.

«Vale lo que está escrito en la pizarra», explicó a través de su cuenta de Twitter, «escriben con rotulador sobre papel, pueden tachar, no borrar. Lo escrito es lo que prevalece».

Un tuitero le preguntó que, si es así, por qué el presentador Roberto Leal insiste tanto en que escriban todos antes de empezar a hablar, a lo que Rubira contestó que se hacía «precisamente para evitar todo esto», unas explicaciones que no convencieron prácticamente a nadie ni calmaron las quejas de favoritismo hacia algunos concursantes. Más cuando precisamente Raoul había sido salvado por el jurado a pesar de cometer uno de los errores más evidentes sobre el escenario.

Sapoconcho, la palabra de moda

Operación Triunfo es un rara avis en la televisión española actual. Si por algo ha destacado esta edición es por el tratamiento de temas como las causas sociales, la diversidad sexual y, también, de la diversidad lingüística de España.

Así que no es raro que, con tres gallegos en la academia de OT 2017, y siendo uno de ellos el alma de la academia, el idioma propio de Galicia se haya acabado colando en las televisiones de toda España. Lo hizo con una palabra insólita: «sapoconcho».

Después de un vídeo en el que uno de los concursantes, el canario Agoney, aprendía de sus compañeros palabras y frases en catalán, el presentador de OT 2017, Roberto Leal, le encomendó al compostelano Roi la labor de hacer que sus compañeros de academia aprendieran también gallego.

El conductor del programa quiso saber cuál era para el santiagués la palabra esencial para iniciarse en el estudio de la lengua propia de Galicia, y este respondió: «Sapoconcho», una palabra sonora y literal en su significado que designa tradicionalmente a un tipo de tortuga, y que Roi ya le había explicado a sus compañeros en alguna ocasión.

Tanto Roberto Leal como el plató de OT 2017 y un sinfín de tuiteros se hicieron eco de la inesperada palabra elegida por Roi de su idioma materno, y «sapoconcho» se convirtió en uno de los temas más comentados de la gala.

De hecho, el propio presentador del programa utilizó la ya famosa palabra gallega para explicar lo que sentían muchos fans de Operación Triunfo después de quedarse hasta las tantas para ver la gala y el chat.

La popularidad de la palabra fue evidente no solo en Twitter, sino también en la alta institución lingüística de Galicia. La Real Academia Galega acabó notando la influencia de OT 2017 y de la ocurrencia de Roi, ya que «sapoconcho» se acabó colando entre las palabras más buscadas de la semana en el diccionario en línea de la RAG.

Tensión sexual, ¿resuelta?

Los fans de OT 2017 están dispuestos a buscar en esta edición a sus particulares Bisbal y Chenoa, y parecen haberlos encontrado en la figura de dos de los favoritos, Alfred y Amaia.

El catalán y la navarra han dado algunos signos de que entre ellos hay más que una bonita amistad, y el hecho de que decidieran cantar durante el chat posterior a la gala la canción Escondidos, en homenaje a la actuación de Chenoa y Bisbal, no hizo más que desatar todavía más sospechas.

Nada más acabar la canción, Alfred se lanzó hacia Amaia para darle un beso en los labios, pero esta se giró y evitó que todo pasara de un beso en la mejilla. Antes de la repetición de esa actuación ante profesores y compañeros, sus amigos en la academia les pidieron que volvieran a hacer lo mismo, «pero ahora sin cobra».

El beso en la boca ante las cámaras no llegaría hasta la mañana siguiente. Tras el repaso de la gala, Alfred se lanzó a Amaia y, aparentemente, consiguió robarle un beso en los labios.

No es, sin embargo, la única relación por la que suspiran las redes. La primera de todas la protagonizaron la catalana Amaia y el ourensano Cepeda, otros que suelen colarse entre los favoritos en semanas alternas.

Aunque ambos tienen pareja, hay muchos que creen que ambos sienten algo más que amistad. Y ellos mismos han sido conscientes, a pesar de la falta de información del exterior, que fuera se piensa eso.

En una conversación en off captada el día siguiente a la sexta gala, Aitana hablaba con Ana Guerra de la reacción del público cuando ella y Cepeda se abrazan en plató.

Tanto en esta gala como en la de hace dos semanas, en el momento en el que el jurado salvó a Aitana, el público gritó escandalosamente, algo de lo que ella fue consciente y que le hizo cambiar su comportamiento hacia él. «Pero luego yo vi que mi novio estaba bien, y normal», explicó Aitana para explicar por qué había vuelto a acercarse de nuevo a Cepeda.

Amaia y Alfred protagonizan la nueva cobra de «OT» tras cantar «Escondidos»

C. Barbería

La joven pamplonesa se apartó ligeramente, entre risas, cuando el catalán quiso besarla en el chat de la Academia de «Operación Triunfo» tras interpretar juntos esa mítica canción

No tiene remedio. Escondidos va a ser ya una canción inevitablemente unida a una «cobra». La famosa que protagonizaron David Bisbal y Chenoa en El Reencuentro de Operación Triunfo ya tiene rival. Este lunes Alfred y Amaia, dos de los grandes favoritos de esta edición del talent-show, cantaron el tema en el chat de OT 2017, el programa que alarga el concurso de talentos hasta altas horas de la madrugada. El chat de OT sabe lo que buscan sus seguidores y la elección de Escondidos en las voces de Amaia y Alfred fue suficiente razón para que miles de espectadores alargaran la noche para disfrutar del late night de la televisión pública.

Seguir leyendo

Reparto de temas

Esta semana, ni siquiera el reparto de temas estuvo exento de cierta polémica. Por primera vez, uno de los nominados (que suelen tener decidida la canción con la que se defenderán de la expulsión en la propia noche de la gala) ha cambiado a escasos minutos de la distribución de las canciones su elección.

Luis Cepeda había elegido primero una canción de Linkin Park, Until it's gone, pero el escepticismo de los profesores le llevó a cambiarla. El ourensano era consciente de que la canción del grupo de rock alternativo californiano podía forzar demasiado sus ya tocadas cuerdas vocales y, aunque Manu Guix y Noemí Galera le animaron a demostrar su valía en otro estilo, finalmente decidió cambiarla por un tema de Antonio Orozco, Mi héroe.

La otra nominada, Mireya, eligió una canción de Malú, la roquera Ni un paso más, también dentro de su estilo habitual.

El reparto de canciones queda finalmente así:

- Grupal - A quién le importa (Alaska y Dinarama)

- Mireya - Ni un paso atrás (Malú)

- Cepeda - Mi héroe (Antonio Orozco)

- Aitana - New Rules (Dua Lipa)

- Nerea y Miriam - Cómo hablar (Amaral)

- Ana Guerra - Lágrimas negras (El Cigala)

- Alfred - Rock with you (Michael Jackson)

- Amaia - Across the Universe (Fionna Apple)

- Agoney y Raoul - Manos vacías (Miguel Bosé y Rafa Sánchez)

- Roi - OK (Robin Schulz y James Blunt)

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Trampas, el sapoconcho y un beso robado en «OT 2017»