El momento de iniciar la escalada

El Celta, que lleva anclado seis jornadas en la décimo séptima plaza, tiene la ocasión de superar al Eibar y distanciarse en cuatro puntos del descenso


vigo

El Celta lleva instalado en el campo base de la permanencia (el décimo séptimo puesto y sin apenas margen de puntos) seis jornadas consecutivas y esta sobremesa dispone de una oportunidad de oro para coger aire e incluso escalar un peldaño en la clasificación. Porque los vigueses serán el último equipo del furgón de cola en saltar al campo y por el momento la jornada va casi rodada: derrota del Espanyol, empate de Mallorca y Leganés e igualada del Eibar. Como consecuencia, los de Óscar García Junyent pueden coger cuatro puntos de margen con respecto al descenso, dos partidos de colchón con pericos y pepineros y superar a los armeros en la tabla. Es el momento de comenzar a asaltar la cumbre.

Y para abandonar el campo base, los célticos añaden un especialista diferente para la escalada como Nolito, aunque parece difícil que el sanluqueño pueda ser titular con solo dos entrenamientos. Aun así nada se puede descartar teniendo en cuenta que los vigueses carecen de profundidad y de hombres de banda, una vía por explorar para acelerar hacia un escenario más tranquilo y sin riesgo de caerse al precipicio.

A priori, en la cordada que arranque el partido podrían estar los mismos que iniciaron el encuentro del Nuevo Zorrilla el pasado miércoles. Porque para comenzar, Óscar García responde a los rivales que juegan con dos delanteros con una línea de tres centrales y el Alavés llegan con un tándem que tiene al Celta entre sus rivales preferidos: Joselu, que abandonó Vigo en su día después de jugar un año con el primer equipo, y el coruñés Lucas Pérez. Los dos están firmando un excelente año enfundados en el blanquiazul babazorro.

En los laterales, solo Kevin y Olaza están aptos al certificar el entrenador del cuadro vigués que Hugo Mallo sigue tocado y que por el momento no tiene fecha de regreso. El récord de Mostovoi, con más partidos en Primera todavía tendrá que esperar.

En el centro del campo, el trío Okay-Rafinha-Beltrán elevó las prestaciones con respecto a los elegidos para el primer partido y si las fuerzas acompañan a los tres podrían volver a mover los ejes de la ascensión. Del trío, sería el hispanobrasileño el único que repetiría de inicio en los tres partidos, algo que podría ser un riesgo teniendo en cuenta que a lo largo de todo el curso tuvo que seguir cuidados especiales tras salir de una larga lesión. De no ser así, quizás podría ser la hora de Denis Suárez, por quien Óscar García está apostando en los minutos finales.

Para el ataque todo el celtismo espera que Iago Aspas rompa una sequía que ya dura cuatro partidos completos y 28 minutos de un quinto. El ahora capitán falló un penalti en Pucela y en Balaídos, aunque sea desierto, debe reencontrarse con su bien más preciado para impulsar al equipo y de paso mantenerse en la pelea con su cuarto entorchado como máximo goleador español.

Smolov por el momento es el que tiene más opciones para repetir, aunque al ruso le cuesta coger la forma y no puede descartarse una vuelta de tuerca ante un rival que llega con los deberes casi hechos y puede plantear el partido desde la tranquilidad. Al Celta le va la vida. Llegó el momento de la escalada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El momento de iniciar la escalada