Pautas para asaltar al equipo de moda

Análisis Evitar los robos de balón en campo propio, igualar la intensidad y plantearle problemas a su línea defensiva, claves para que el Celta pueda sorprender a un Getafe en zona Champions


vigo

El Celta se enfrenta mañana a una prueba de fuego. En un campo maldito y ante un rival que además de atragantárseles a los célticos, que ha crecido con un sistema y una idea definida de juego (con un rectángulo a la altura del medio campo y una presión avanzada en la salida de balón del rival), tanto, que sigue vivo en la Europa League después de eliminar al Ajax y en estos momentos ocupa plaza de Champions. Su presión alta, su intensidad y el llevar los partidos al límite le han convertido en uno de los rivales más incómodos.

 

¿Cuáles son los puntos fuertes del sistema del Getafe?

«É un equipo defensivo, de contrarrestar, pero decidiu xogar nun posicionamento máis avanzado. Vexo a poucos equipos tan coordenados para facer a presión. Solta moi ben os espazos lonxanos e iguala moi ben aos adversarios», comenta José Luis Mosquera, extécnico celeste y en la actualidad en la escuela de entrenadores. Rubén Albés, que hasta la temporada pasada estuvo en el Celta B, añade que «hay una idea equivocada sobre el juego del Getafe. Es cierto que destaca por la fase defensiva, por ese ritmo tan alto y esa agresividad positiva que tiene, pero luego maneja elementos que tienen que ver con la interrupción del juego que maneja realmente bien», en clara referencia a su fútbol de ataque, en donde dispone de cuatro delanteros de tronío como Jorge Molina, Ángel, Mata y Deyverson.

¿Qué es lo más peligroso ante el equipo de Bordalás?

Las pérdidas en campo propio, una idea unánime de todos los consultados. «Vive de ese tipo de situaciones, no se pueden cometer pérdidas en campo propio», comenta Rubén Albés. Porque robar es sinónimo de oportunidad de gol por la vía rápida: «Ese posicionamento en avanzado beneficia a xogadores como Molina ou Mata, porque ao roubar o balón están moi preto da portería e iso é o que lles gusta aos dianteiros», dice Mosquera, que también alerta de las resultado de las pérdidas: «Trataría de non perder o balón por dentro porque aí te matan». Además, los azulones son especialistas en la teoría del engaño conduciendo al rival hacia falsas líneas de pase: «Danche o caramelo no inicio de xogo -dice Adrián Rubio- e logo vante levando ao sitio onde eles queren presionar. É unha presión á carta»

 

¿Cómo se responde a esta presión alta?

Adrián Rubio, extécnico de la base celeste y entrenador del Mondariz en la actualidad, precisa que «ante a presión adiantada do Xetafe acumulando homes na saída de balón e deixando a tres xogadores descolgados para que aparezan os espazos en campo propio». Mosquera apostaría por tener posesión de balón en zonas de mínimo riesgo y Gonzalo Fernández, el entrenador del Choco se inclina por mantener un estilo propio: «Hay que ser fieles a lo que estás haciendo ahora, porque si entras en el partido que quiere el Getafe, siempre salen ganando ellos».

¿Cómo se le puede hacer daño al cuadro azulón?

«Habrá que ser capaces de amenazarle la última línea con situaciones en donde el equipo tenga tiempo para pasar y jugadores por delante para ser capaces de romper. Amenazar la línea defensiva del Getafe», indica Albés. Rubio le respondería con la misma medicina: «Eu apretaría un pouco como fan eles, deixando uns 15 ou 20 metros e tentando orientar a presión como máis me conveña. Respondería coas mesmas armas», como hizo el Sevilla en el último partido de liga en el Coliseum en donde le respondió con la misma medicina y terminó ganando 0-3.

¿Se le debe dar el balón al Getafe?

El de Bordalás es un equipo de defensa y contragolpe, pero tampoco conviene dejarle la posesión porque provocan una peligrosa oleada de centros. «Hacerlo desde el principio sería un error», apunta el choqueiro Gonzalo Fernández. Albés, recuerda que eso lo hizo el Valencia y se llevó un 3-0 del campo madrileño: «El Valencia le cedió la posesión y en la primera parte le arrollaron y acabaron 3-0». Porque en este escenario dice el excéltico que «ellos manejan muy bien los cambios de orientación y los ataques por fuera y son capaces de sobrecargar el área con jugadores a través de los centros laterales». Adrián Rubio indica que dándole la pelota le estás abriendo otra de sus vías preferidas: «Iso pode facer que vaian a xogar directos e intenten xogar igual o segundo balón».

¿Es un buen momento para visitar a los azulones pese a la baja de Aspas?

Gonzalo Fernández es optimista en este aspecto: «El Celta está en un buen momento y el Getafe está en varias competiciones, le puede pasar factura a la hora de competir y la clave va a estar en que el partido esté más tiempo en lo que le interesa al Celta». Para Rubén Albés nunca es buen momento para ir a Getafe «porque es una de las visitas más complicadas que te puedes encontrar» pero piensa que la «elevación colectiva de la autoestima que tiene el equipo» es un plus para competir ante un rival que podría hacer mucho daño si huele que el rival se siente débil. En ese sentido para el Celta la visita al Coliseum llega en el mejor momento aunque no esté Aspas, baja por acumulación.

¿Puede influir en el partido los malos resultados en Getafe?

Es un aspecto más, pero en absoluto determinante. «É un equipo que non se lle da ben ao celta porque ao final comete menos erros non forzados que o Celta. Se o Celta comete os erros en campo contrario non pasa nada, tes que saber onde os vas a cometer», apunta José Luis Mosquera. Recomendación para aspirar a superar a uno de los rivales más complicados y una tradicional bestia negra del conjunto vigués.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pautas para asaltar al equipo de moda