El «chute de energía» del Celta a Iván, el niño enfermo que inspiró los cubregoteros celestes

El club ha enviado un detalle al pequeño, que lucha contra la leucemia y que lo ha recibido con emoción


Vigo

«Para Iván, por representar a nosa Afouteza». Así reza la dedicatoria en los cubregoteros que el Celta ha hecho llegar al pequeño enfermo de leucemia que inspiró el proyecto de cubregoteros celestes que el club está llevando a cabo desde hace unas semanas, llevándolos al hospital Álvaro Cunqueiro tras los encuentros que el equipo celeste disputa como local en Balaídos.

Desde la cuenta que gestiona la familia del pequeño se han compartido esta mañana un par de imágenes donde se ven los cubregoteros que le han hecho llegar con esa dedicatoria especial, así como la camiseta del equipo y más obsequios. «Gracias al Celta por este detallazo para nuestro peque. Nos llena de orgullo y satisfacción saber que un poquito de nuestro peque viaja en vuestro corazón celeste. #Chemobox #CáncerInfantil #Leucemia #Afouteza #Sísepuede #Estamosjuntos #Unidoscontraelcáncerinfantil», es el texto que acompaña a las fotos.

«Para nuestro peque ha supuesto un chute de energía. No se lo podía creer. Su estado ha empeorado y ha pasado muy mala noche y este mañana lo ha recibido con mucho entusiasmo. Loco de contento», señala el padre de Iván, Álex Moreno. Cuenta que ha vuelto a percibir en él a raíz de este gesto «ese brillo en los ojos de la emoción que ha ido perdiendo con la enfermedad».

Añade Moreno que «saber que un pedacito» de su hijo lleva «sonrisas a muchos niños y niñas como él en los hospitales por medio de las Chemobox» les produce una enorme alegría. «Nos llena de orgullo y satisfacción. Estamos agradecidos al club por su apoyo incondicional a la iniciativa y ojalá otros clubes se animen. Llevar sonrisas a momentos difíciles es sanador. No hay nada que cure más que la alegría».

Hace ahora dos años, la familia lanzó un llamamiento a través de las redes sociales para conseguir cajas con las que cubrir y disimular los dispensadores de quimioterapia, tomando como referencia una iniciativa que se estaba desarrollando en Brasil y que llamó su atención, como luego iba a llamar la del Celta. Porque hace nueve meses, la entidad viguesa contactó con ellos para sumarse.

Iago Aspas y Jeison Murillo fueron los encargados de llevar hace unos días los primeros cubregoteros celestes al Álvaro Cunqueiro. Y aunque la familia de Iván es de Soria y no tenía relación anterior con el Celta, en varias ocasiones se han mostrado muy emocionados por el apoyo del club y por el hecho de que haya querido hacer suya esta iniciativa en favor de los niños enfermos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El «chute de energía» del Celta a Iván, el niño enfermo que inspiró los cubregoteros celestes