El Celta eleva el órdago

El Nápoles aumenta la oferta por Lobotka hasta los 21 millones ante la pretensión de los vigueses de sacar 30 por la venta del jugador eslovaco


vigo

El Celta continúa con su particular partida de ajedrez en el proceso de venta de Lobotka. Los vigueses juegan con una posición dominante en la tablero y el último movimiento ha sido para encarecer el producto, lo que ya obligó al Nápoles a mover pieza y elevar la oferta a 21 millones más bonus, una opción que no termina de colmar las expectativas del equipo celeste, que parece tener asumido el cambio de aires del centrocampista eslovaco pero no a cualquier precio. Mientras, el futbolista continúa trabajando con normalidad en A Madroa a la espera de que se concrete su futuro de un modo definitivo.

Cuando parecía que las posturas ya estaban muy cerca e incluso desde Italia se hablaba de un acuerdo casi cerrado, la cadena de televisión Sky Italia cambió el sentido de la partida al informar de la dura postura negociadora del Celta y de la réplica napolitana en forma de un millón de añadido, muy lejos de los 30 que reclaman los vigueses por desprenderse de un futbolista que compraron por cinco millones de euros, aunque el Nordsjælland danés, su equipo de procedencia cuando llegó a Vigo se llevará el 25 % del ingreso. La fórmula, que también estaría sobre la mesa, habla de una cesión con opción de compra obligatoria.

La estrategia de tensar la cuerda no es nueva en el Celta, un club que habitualmente estira en el tiempo todas las negociaciones, tanto de entradas como de salidas, para sacar la mejor oferta posible. El pasado verano un episodio parecido sucedió con Maxi Gómez y su traspaso al Valencia, que se dilató pese a que parecía encaminado desde el final de liga.

Las prisas del futbolista

De todas las partes, el que parece tener más prisa por cerrar el acuerdo es el propio futbolista, que ya podría cerrado un acuerdo a razón de 1,8 millones por cinco temporadas (hasta el 2024) con la entidad napolitana. En cada mercado Lobotka nunca ha disimulado su deseo de salir a un equipo más grande y ahora parece estar más cerca que nunca de conseguirlo. Que no entrase en la convocatoria del pasado domingo parece toda una declaración de intenciones.

A la espera de noticias el eslovaco sigue entrenando con normalidad en A Madroa e incluso ayer Néstor Araujo le echó un capote: «Lo veo entrenando bien, con normalidad, siempre está apoyando», comentó el central.

La salida de Stan del Celta también debiera ser el punto de partida para que el conjunto vigués comience a agitar su mercado tanto de entradas como de salidas. Lobokta será reemplazado por un centrocampista defensivo y también se apunta a la llegada de un jugador de banda, dos posiciones que ya fueron reclamadas el pasado verano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Celta eleva el órdago