Baja la cuota de internacionales

La Voz VIGO

GRADA DE RÍO

M.MORALEJO

La cifra de jugadores del Celta llamados por sus selecciones se queda en cuatro

02 sep 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Cuatro jugadores del primer equipo del Celta se concentrarán estos días con sus selecciones, la cifra más baja del último año. En ninguna de las cinco fechas FIFA de la pasada temporada había bajado de seis convocados el equipo vigués, que además de sufrir bajas de algunos de esos jugadores habituales en sus selecciones ha visto cómo otros se quedaban esta vez fuera de los planes de sus seleccionadores.

Los que sí han recibido la llamada son, por una parte, los fijos con sus equipos nacionales Stanislav Lobokta, Néstor Ararujo y Okay Yokuslu -los dos últimos, pese a estar aquejados de problemas físicos- y por, otra, Fran Beltrán, que después de debutar en noviembre del 2018 con el combinado español sub-21 ha vuelto a recibir la llamada de Luis de la Fuente.

La ausencia más inesperada con su selección en este parón es probablemente la de Iago Aspas. El delantero del Celta, máximo goleador español de las tres temporadas anteriores a la actual, no ha convencido a Robert Moreno para incluirle en su primera lista. Había estado en todas las concentraciones del año pasado a excepción de la que se perdió por lesión, aparte de que hace justo un año Luis Enrique no le llamó de inicio, pero entró luego en sustitución de Diego Costa.

Aunque algunas voces mostraban también su extrañeza por la ausencia de Denis Suárez, el propio jugador se encargó de asumirlo como una decisión normal. El salcedense puso tras el partido frente al Valencia el foco en su compañero Iago Aspas, confesando que le parecía raro no verle ahí, y en lo personal se mantuvo en su discurso de que trabajará para tener un sitio en el futuro.

Con respecto a los que en su momento fueron habituales y ahora no están se encuentra también el danés Pione Sisto. Su bajo rendimiento en el Celta se ha traducido en su desaparición total de los planes de Age Hareide. Este reveló el pasado verano que le había invitado a entrenar, pero que el jugador le había transmitido que necesitaba tiempo para descansar y rehusó concentrarse.

Sí lo hicieron entonces, en calidad de invitados con el combinado absoluto, dos futbolistas que en las semanas siguientes se desvincularon del Celta. Uno era Mathias Jensen, que durante su estancia en Vigo nunca falló en las listas de Dinamarca sub-21 y que ahora defiende el escudo del Brentford, y el otro es Andrew Hjulsager, que puso rumbo al Oostende y que en su día jugó también con la sub-21 danesa.

Otro fijo que cambió de club en el mercado que hoy termina es Maxi Gómez. El uruguayo comenzó a existir para Óscar Tabárez a raíz de su buen rendimiento en Vigo y desde su primera llamada no se perdió ninguna quitando la de hace justo un año, cuando el entonces seleccionador interino Fabián Coito no pudo contar con el ahora valencianista debido a cuestiones burocráticas que nada tenían que ver con el aspecto deportivo.

Entre los internacionales de la temporada pasada estaban también Sofiane Boufal, que estaba cedido y ha regresado al Southampton pese a que Miñambres admitió interés por traerle de vuelta, y Júnior Alonso.