El celtismo agota las invitaciones para el Rayo en ocho horas

La Voz

GRADA DE RÍO

ÓSCAR VÁZQUEZ

Gran expectación ante el último partido de la temporada, en el que el equipo debe certificar matemáticamente la permanencia

14 may 2019 . Actualizado a las 10:52 h.

Entre los rituales de A Nosa Reconquista están ya también las largas colas que se forman en Balaídos para conseguir las invitaciones que por cuarto partido de los últimos cinco en casa -no lo hizo frente al Barcelona- el club ha puesto a disposición de sus abonados. Y hoy no ha sido una excepción hasta el punto de que alrededor de las 19.30 horas ya no quedaban billetes disponibles.

Aunque la recogida de entradas para el Celta-Rayo con el que el equipo vigués pone punto y final a la temporada este sábado no comenzaba hasta las 11.00, desde dos horas antes había ya gente esperando su turno para hacerse con una de ellas. Y eso pese a que desde el mismo momento se podían gestionar a través de Internet.

Con esta iniciativa en los últimos encuentros en el municipal vigués, la entrada superó en todos los casos los 20.000 espectadores, los mejores registros del curso. Esta iniciativa ha ido siempre acompañada por convocatorias de recibimientos y esta mañana se anunciaba también la de este compromiso.