Fidelidad celeste con un premio desde 700 kilómetros de distancia

La voz VIGO

GRADA DE RÍO

lof

Sin nada que celebrar en San Mamés, la hinchada celeste recibió las buenas noticias desde Girona

13 may 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Alrededor de medio millar de aficionados del Celta vivieron ayer una situación peculiar. Desde la grada de San Mamés tuvieron que ser testigos de un partido nefasto y, como en tantos otros desplazamientos en los que la mayoría de los presentes probablemente habían estado también, el partido terminó en derrota. Sin embargo, acabaron festejando y eufóricos, pero por lo que había sucedido en otro campo. Porque recorrieron 600 kilómetros, pero la alegría llegó desde 700 más lejos.

La jornada, sin embargo, había comenzado mucho antes. Porque algunos aficionados habían llegado ya el sábado a Bilbao y la primera quedada con la peña celtista local y que ejercía de anfitriona, Zeru Urdin, tuvo lugar ya esa noche, en medio de cánticos y un ambiente festivo compartido con la afición vizcaína.

Para muchos otros, entre ellos de nuevo la madre de Iago Aspas, María Juncal, la jornada de domingo comenzó muy temprano, levantándose de madrugada para coger uno de los autobuses gratuitos que el club habían puesto a disposición de los abonados y que tenían prevista su salida del municipal vigués a las 6.30.