La costumbre más necesaria

La Voz VIGO

GRADA DE RÍO

Óscar Vázquez

El Barça no ganó en sus tres últimas visitas ligueras al Celta en Balaídos

30 abr 2019 . Actualizado a las 20:48 h.

El ciclo triunfal del Barça ha encontrado en el Celta una especie de criptonita. Los culés no han ganado en sus últimas tres visitas a Balaídos, con dos triunfos y un empate para el cuadro vigués, que el sábado necesita que se repita un resultado positivo en su lucha por la permanencia. De hecho, desde el regreso a Primera, de seis visitas culés a Balaídos el equipo catalán ganó dos, con dos empates y otros tantos triunfos locales.

El Celta comenzó a tomarle la medida al Barcelona en Balaídos en septiembre de 2015, cuando un recién retornado Iago Aspas anotó por partida doble iniciando su particular afición a marcarle goles a Ter Stegen. Nolito y Guidetti saliendo desde el banquillo redondearon un triunfo que se edificó en el primer tiempo con un 2-0 al descanso. El Barça había llegado a Vigo con su espectacular tridente del momento (Neymar, Messi y Luis Suárez) pero solo el brasileño pudo batir a Sergio Álvarez. Los célticos bajo la batuta del Toto Berizzo presionaron a su rival muy arriba y se aprovecharon de los robos para superar al equipo entonces entrenado por Luis Enrique.

La historia se repitió un año después, aunque con un punto más de emoción. El Celta ganó 4-3 en un duelo en donde Aspas y Pione Sisto, además de un gol en propia meta de Mathieu, pusieron el marcador 3-0 pero Piqué se encargó de amenazar el triunfo con dos goles. En medio, un tanto del Tucu Hernández para el recuerdo al rechazar con su cabeza un saque de portería de Ter Stegen. Neymar cerró con el 4-3 definitivo.