El dilema de Messi

El argentino medita cumplir sus 10 últimos meses de contrato e irse luego para ganar los títulos internacionales que el Barça le niega