La mayoría conoce el camino

Doce jugadores del actual plantel del Celta se han visto en al menos una situación similar para escapar del descenso a lo largo de su carrera deportiva


Vigo

Una docena de los jugadores que componen la actual plantilla del Celta ya saben lo que es revertir una situación clasificatoria complicada, incluso terminal para los cinco supervivientes de la salvación del 4 %. Ryad Boudebouz, el cedido por el Betis, se lleva la palma al superar tres situaciones límite en la liga francesa, una con el Sochaux, otra con el Bastia y la tercera con el Montpellier. Boufal y Hoedt compartieron la misma experiencia la temporada pasada en el Southampton y Okay vivió una salvación apurada en carne propia en el Kayserispor turco. La nómina se completa con Fran Beltrán en el Rayo Vallecano en Segunda.

A todos estos hay que unirles los supervivientes del 4 %, algunos de ellos con una importancia superlativa en el desenlace feliz. Además, David Costas, en su primera cesión, formaba parte del vestuario del Mallorca que libró con Fernando Vázquez y Óscar Bruzón en el banquillo y Kevin revirtió una situación muy incómoda con el Celta B en la 14/15.

Boudebouz terminó experimentando la hiel del descenso con el Sochaux, pero antes escapó de la quema. En la temporada 08/09, su primera en el equipo, estuvieron en la zona de descenso de un modo casi permanente hasta la jornada 27. Ahí dieron el estirón y terminaron quedándose en Ligue 1. Años después (14/15) vivió una situación parecida en el Bastia. Hasta la jornada 19 el equipo entraba y salía de la zona roja pero en la recta final fue capaz de estabilizarse. Su última experiencia data de la 15/16 en el Montpellier, en problemas hasta la jornada 25.

El caso más parecido al actual todavía lo tienen reciente tanto Sofiane Boufal como Wesley Hoedt en el Southampton la temporada pasada. El equipo de la Premier comenzó la liga con buenos resultados y vivió durante la primera vuelta en la zona tranquila de la tabla, pero a medida que caían las jornadas en la segunda vuelta la cuesta abajo llevó a los blanquirrojos a estar en la zona de descenso a falta de tres jornadas. Terminaron salvándose por tres puntos de margen. Hoedt jugó todos los partidos decisivos, no así Boufal, desaparecido en el equipo desde el mes de marzo.

Okay vivió un descenso con el Kayserispor, uno de los modestos de la Superliga turca, pero volvió al año siguiente y en el primer curso del retorno acabaron siendo el último equipo de la tabla que se salvaba, aunque en la última jornada ya tenían asegurada la permanencia tras empatar a un gol en la penúltima con el Sivasspor, el último descendido. Se salvaron por tres puntos.

El último ejemplo de los jugadores recién llegados al Celta lo protagonizó Fran Beltrán en el Rayo Vallecano, en Segunda en la campaña 16/17 y con Míchel como tercer y último entrenador. El equipo de Vallecas entró en zona de descenso a Segunda B y no salió hasta las últimas diez jornadas para terminan librando con seis puntos de margen con respecto al UCAM Murcia, que fue el último en caer.

Pero para buscar precedentes para la ilusión no es necesario ir fuera. Cinco de los jugadores de la plantilla del 4 % (temporada 12/13) siguen en el Celta. Rubén, Sergio, Iago Aspas y Cabral, además de Hugo Mallo, que estaba lesionado, fueron protagonistas de como el Celta era capaz de recuperar cuatro puntos en las dos últimas jornadas y quedarse en Primera con 37. Rubén hizo paradas decisivas, Cabral marcó un gol clave en Pucela, igual que Aspas, que además le dio la asistencia de al salvación a Natxo Insa.

La docena de experimentados la completan David Costas y Kevin. Uno en el Mallorca del curso 15/16, librando en la última jornada, y otro en el Celta B de Alejandro Menéndez.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

La mayoría conoce el camino