Álex López: «La clave para salir es no bajar los brazos en ningún momento»

M. V. F. VIGO

GRADA DE RÍO

El excéltico recuerda su experiencia del 2013 y habla de cómo ve al equipo de cara a la meta de la salvación

24 mar 2019 . Actualizado a las 23:01 h.

Álex López Sánchez (Ferrol, 1988) fue uno de los protagonistas de la salvación del 4 %, lograda con un milagro que ya se empieza a ver como similar al que necesita de nuevo el Celta este año para continuar en Primera. Desde la distancia, pero muy pendiente del equipo del que se considera seguidor, recuerda aquellas vivencias y valora el momento actual. Aunque recalca que las realidades del equipo son muy distintas, él muestra ahora la misma fe que tuvo entonces.

-Pasados seis años, ¿cómo recuerda aquel curso 2012/2013?

-Tengo un gran recuerdo porque el final fue feliz, pero está claro que fue una temporada dura. Vivimos todo tipo de situaciones, la primera parte no estuvo del todo mal, la gente valoraba nuestro estilo de juego. Luego nos fuimos metiendo en una dinámica negativa, con cambio de entrenador, y parecía que no éramos capaces de reaccionar.

-¿Cuál fue la clave para que lo hicieran?

-Que no bajamos los brazos en ningún momento. Creímos en nuestras opciones y, aunque con mucho sufrimiento, fue posible.

-¿Llegó a pensar para sus adentros que no lo sacarían?

-Sinceramente, nunca dejé de tener esperanza. Es cierto que cuando te ves ahí parece que todo es negativo, pero recuerdo que la unión del grupo era muy fuerte. Todo eran golpes negativos, pero mentalmente estábamos bien preparados. La unión con la afición también fue clave, todos éramos conscientes de la importancia que tenía que el club se mantuviera en Primera. Cuando eres un recién ascendido, vienes de cinco temporadas en Segunda y muchos jugadores lo han vivido, eres muy consciente.

-¿Los canteranos ganan peso en el vestuario en estas situaciones?

-Quizás los canteranos seamos más conscientes, pero todos los futbolistas representan a un club con una historia y una grandísima afición detrás y eso tiene que notarse. Sea cual sea el momento y las expectativas que hubiera antes.

-¿Y a día de hoy ve posible?

-Sí, claro, como aficionado es lo que espero y tengo esperanza de que sea así. Con el cambio horario no puedo ver todos los partidos, pero estoy muy pendiente y sé que hay una gran plantilla, aparte de que se va a notar la vuelta de Iago tanto futbolísticamente como por lo que genera anímicamente que esté en el campo. Hay futbolista con talento, calidad, golpeo, pero él tiene algo más, que es cómo entiende el juego, cómo se posiciona y cómo sabe qué requiere cada partido en cada momento. Su vuelta se va a notar.

-¿Ha hablado con algunos excompañeros esta temporada?

-Sí, mantenemos el contacto. Intentamos no hablar demasiado sobre la situación, pero sé que son conscientes de la dificultad y que están con muchas ganas de darle la vuelta. Jugadores como Iago, Hugo o Sergio, que han vivido estos escenarios, pueden ayudar mucho con su experiencia. Porque en estos casos siempre hay otros que, siendo buenos, están acostumbrados a situaciones positivas y tardan más en adaptarse.

-¿Qué le parece la apuesta por Oubiña y Bermejo en el cuerpo técnico?

-Considero que es una apuesta acertada. Son dos futbolistas que han tenido jerarquía en ese vestuario, mucha experiencia y han vivido experiencias que pueden ayudar. Son personas muy capacitadas.