Política y diplomacia en Fitur

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

GALICIA

Ricardo Rubio | EUROPA PRESS

La feria del turismo se transforma en el escenario perfecto para reforzar alianzas o ahondar en las disputas

19 ene 2022 . Actualizado a las 16:57 h.

Desde ayer hasta el domingo el recinto ferial de Ifema, ubicado a las afueras de Madrid, se transforma en un pequeño mapa mundial en el que los continentes son pabellones, los países y las comunidades autónomas están representadas en stands, y las comarcas o los ayuntamientos en modestas barras o salones. Patrias más grandes o más chicas que comparten un objetivo: vender sus excelencias turísticas. Este pequeño mundo reducido a escala de recinto ferial se convierte a su vez en el escenario perfecto para hacer política y reforzar las redes diplomáticas a cualquier nivel, mediante declaraciones, gestos, o simples visitas a territorios aliados para hacer la foto.

Felipe VI, que presidió la inauguración de la feria turística más importante del país, se detuvo en la caseta de Marruecos, en lo que solo se puede interpretar como un gesto de cara a reforzar las relaciones diplomáticas con el reino alauita y cerrar definitivamente la crisis abierta el pasado año con la entrada del líder del Frente Polisario para tratarse del coronavirus a la que el país vecino respondió abriendo su frontera con Ceuta.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, completó un recorrido por los espacios gobernados por su partido con especial atención a La Palma, la isla azotada por el volcán y que la oposición denuncia que está siendo abandonada por el Gobierno. No faltó, por supuesto, la visita al espacio organizado por Castilla y León, en plena precampaña. Ni tampoco al stand de Galicia, en donde estuvo charlando con el presidente de la Xunta y la vicepresidenta del Congreso Ana Pastor. También estaba prevista la visita a tierras gallegas de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que se cayó a última hora por cuestiones de agenda. Quizá para no coincidir con el secretario general del partido, con quien mantiene una disputa abierta por la presidencia del PP madrileño, un puesto para el que Génova prefiere al alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida, que no solo se pasó por el stand gallego, sino que hasta subió al escenario como telonero de Feijoo para volver a profesar su amor a esta tierra, y desde donde invitó a los madrileños a hacer el Camino, a disfrutar de las playas de las Rías Baixas, de los vinos de la Ribeira Sacra o a ponerse las botas con percebes «de Cedeira, los mejores».