La falta de sustitutos y la vacunación complican las libranzas de sanitarios

Ángel Paniagua Pérez
Ángel Paniagua VIGO / LA VOZ

GALICIA

Personal de enfermería, realizando una maniobra para cambiar de posición a un paciente, en A Coruña
Personal de enfermería, realizando una maniobra para cambiar de posición a un paciente, en A Coruña

Algunas áreas prevén no conceder días libres ni permisos sin sueldo este verano

16 jun 2021 . Actualizado a las 10:01 h.

En el sector sanitario ha cundido la idea de que se avecina un verano complicado. Hace años que se advierte que no hay suficientes profesionales para cubrir las sustituciones del personal que se va de vacaciones. Pero cada año parece ser un poco peor que el anterior, y este 2021 tiene dos grandes condicionantes: el agotamiento después de año y medio de pandemia y la vacunación contra el covid-19, que ha obligado a movilizar más personal de enfermería que nunca y a que las listas de contratación temporal estén vacías. «Isto fai máis difícil que outros anos a cobertura das ausencias», reconoció esta semana el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña.

Por eso, el Servizo Galego de Saúde va a mirar con lupa la concesión de días libres más allá de las vacaciones. El área sanitaria de Vigo ya se lo ha advertido a su personal. Una resolución del gerente avisa de que no se va a conceder ningún permiso que obligue a contratar un sustituto, sean días libres o sean permisos sin sueldo. «No nos parece justo sufrir estas restricciones: que no haya profesionales es el fruto de años de una política errática», opina la presidenta de la junta de personal, María José Diéguez, de Comisiones Obreras.

El Sergas aclara que esa resolución es solo la teoría, que podría aplicarse o no. Cada caso se estudia y, al final, la denegación de días de libre disposición es mínima. «De momento no se ha suspendido ninguno», dice una portavoz. Pero Sanidade ha convertido esa posibilidad en norma, y puede aplicarla entre junio y septiembre.

Ninguna otra área sanitaria de Galicia ha aprobado una resolución similar a la de Vigo. Pero en otras sí se aplica la misma política. En Pontevedra, por ejemplo, la gerencia reconoce a través de un portavoz que las libranzas y permisos sin sueldo no se podrán disfrutar en el período vacacional si no hay sustitutos. En Lugo dicen que este tipo de permisos se ajustan «sempre ás necesidades asistenciais de cada momento e ás posibilidades de substitución de persoal», lo cual abre la puerta a suspenderlos.

En Ourense «se están denegando los permisos sin sueldo salvo aquellos que estén justificados por cuidado de menores o mayores al cargo, por cuestiones de conciliación familiar», según Asunción Maus, del Sindicato de Enfermería (Satse). Una fuente oficial del Sergas insiste en que este tipo de permisos no se suelen coger en verano. Pero Maus advierte que las vacaciones del personal de enfermería no están aprobadas aún.

En Santiago están a la expectativa de que la gerencia les transmita información, aunque ya se avanzó a los sindicatos que se cubrirá parte de las vacaciones del personal de enfermería de los centros de salud. Aunque en Barbanza, que pertenece a la misma área sanitaria, la propuesta de vacaciones del personal de atención primaria fue rechazada por falta de sustitutos.

Manuel González Moreira, de CIG-Saúde, cree que la situación actual de falta de sustitutos se deriva de que se ha ido «botando á xente do sistema: hai enfermeiras que prefiren irse á privada, que si está contratando en mellores condicións e con máis estabilidade».

La secretaria general de Satse en Galicia, Malules Carbajo, también pide estabilidad: «Necesitamos más personal para que esto no ocurra todos los veranos». Carbajo recuerda que en el último año y medio gran número de profesionales estuvieron mucho tiempo sin descansar, y que en los períodos duros de la pandemia fue habitual que doblasen turnos. «Es indignante que ahora se supriman días de libre disposición», remacha.