Los sindicatos inician el miércoles movilizaciones para exigir a Educación un protocolo para el próximo curso

CIG, CC OO, UGT y Anpe afirman que la actividad lectiva no comenzará con normalidad en septiembre si la consellería no negocia la dotación de medios, personal y medidas de seguridad en los centros. La Consellería de Educación califica de «irresponsabilidade» la actitud de los sindicatos por retirarse de la negociación


Santiago / La Voz

El miércoles próximo, a las 11.30, los sindicatos CIG, Comisiones Obreras, UGT y Anpe, con representación en la Mesa Sectorial de Educación autonómica, convoca una concentración en Santiago, ante la sede de la Consellería de Educación (en San Caetano) para exigir un protocolo para inicial el próximo curso con garantías de seguridad y de poder trabajar en condiciones en las aulas. Pedirán que participe toda la comunidad educativa. El martes siguiente, 28 de julio, convocan una nueva movilización a la misma hora y lugar y con el mismo fin. Estas cuatro organizaciones se levantaron ayer de la sesión de la Mesa Sectorial y no asistieron hoy al Comité Intercentros de Seguridade e Saúde Laboral por discrepar con la propuesta que les presentó la consellería, tras solicitar sin éxito que la retirase y negociase otra alternativa. Defienden que se tenga en cuenta la propuesta presentada por el Ministerio de Educación, o las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. Estos sindicatos resaltaron que, de no haber una propuesta diferente y negociada, en septiembre no se darán las condiciones para comenzar el nuevo curso con normalidad a partir del día 10, como está previsto; e insistirán con nuevas movilizaciones desde el 1 de ese mes.

Suso Bermello, Luz López, Paula Carreiro y Julio Díaz, portavoces de los cuatro sindicatos, insistieron en que la consellería les presentó una propuesta que supone un coste cero, al no contemplar incremento de personal docente y no docente, no reducir el número de escolares por aula, y otras medidas necesarias para mejorar la seguridad y las condiciones laborales y de un adecuado funcionamiento de las aulas. Reprobaron asimismo que Educación les presentase ese documento con solo 48 horas para analizarlo, a pesar de que lo tenía elaborado desde antes, pero no lo difundió a la espera de los resultados de las elecciones del pasado domingo.

Refirieron que Asturias y otras comunidades contemplan realizar adaptaciones en los centros y otras medidas, como reducir una hora lectiva en secundaria o generalizar la jornada única en primaria en el caso de Asturias. La propuesta del Ministerio recoge mantener una distancia de 1,5 metros en la sala de aula, y aconseja clases con 15 escolares en infantil o 20 en primaria. Nada de esto figura en la propuesta que les presentó la Consellería de Educación, indican. En Galicia se parte de que habrá clases presenciales; se prima la función de los centros educativos para favorecer la conciliación de las familias y más secundariamente la labor de enseñanza; no se tiene en cuenta que pueda haber que confinar de nuevo a la población, o otras situaciones que pueden surgir en caso de que haya docentes o alumnado afectados por la pandemia; entre otras deficiencias que consideran recoge la propuesta que les presentaron, y que no aceptan. Insistieron en que no se contempla suficiente seguridad en el aula, al limitar la distancia de separación a un metro, o al considerar la posibilidad de aulas burbuja, con las que están desacuerdo. Valoran además que se refiera a aulas con una superficie de de 50,3 metros cuadrados, cuando en numerosos centros de la comunidad los espacios son más reducidos.

Los cuatro sindicatos reiteraron que, desde el inicio de la pandemia, solicitaron en varias ocasiones que se elaborase un protocolo para el próximo curso que analizase la situación de cada centro, y no se les hizo caso, aseguran. El Comité Intercentros de Seguridade e Saúde Laboral tenía en su orden del día hoy contratar a una empresa que realizase ese análisis según la tipología de los centros (según sean de formación profesional, infantil, escuelas de idiomas, etcétera), cuando ese trabajo debería estar realizado desde hace tiempo, indicaron.

El presidente en funciones afirmó tras el Consello de la Xunta que todas las críticas sindicales son «respectables», pero pidió que estas sean «razoables» en unos tiempos que calificó como «difíciles». Alberto Núñez Feijoo recordó que la educación pública en Galicia es la que cuenta con más profesores por alumno, y que toda la comunidad tendrá unos protocolos sanitarios que se ajusten a los criterios del Ministerio de Educación y de la OMS. La Consellería de Educación insistió en calificar de irresponsable la actitud de estos sindicatos por retirarse de la negociación, y reiteró que el documento que rechazaron el jueves continúa su tramitación.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
1 votos
Comentarios

Los sindicatos inician el miércoles movilizaciones para exigir a Educación un protocolo para el próximo curso