Corsair gana una importante batalla por el control de la AP-9

La Justicia desestima la pretensión de Globalvia de anular la venta de las acciones de Sacyr al socio mayoritario, pero los recursos pueden estirar el pleito cinco años más


Vigo

La AP-9 e Itinere, la empresa matriz de la concesionaria de la autopista gallega, no cambiará de manos, al menos de momento. El liderazgo accionarial que encabeza el fondo de inversión norteamericano Corsair ha ganado hoy una importante batalla judicial al ser rechazada la reclamación de Globalvia, segundo máximo accionista de Itínere, paras que se anulase la venta del 15,5% de las acciones que poseía la constructora Sacyr y que otorgaba la mayoría en la empresa de concesiones de autopistas en España. El juzgado de Primera Instancia número 82 de Madrid dio a conocer hoy una sentencia en la que considera válida esa venta hecha a Gateway Corsair por parte de Sacyr y no atiende por tanto las intenciones de Globalvia de que se anulase la operación por haber hecho una oferta previa y conjunta a Sacyr, Abanca y Kutxabank, y que solo atendieron las dos últimas empresas que ya no tienen presencia alguna ni en la gestora de la AP-9 ni en Itínere. 

Sacyr sí vendió a Corsair obviando el pacto con Globalvia, aceptando el derecho de tanteo que esgrimió la sociedad integrada por diversos fondos de inversión. Esa maniobra es la que la jueza acaba de estimar como legal, reafirmando el liderazgo de Corsair, y dejando a Globalvia en una difícil posición en Itínere, pese a contar con el 40% de las acciones. No tiene puestos en el consejo de administración, y por tanto sus acciones carecen de poder de decisión en la matriz de la empresa concesionaria de la AP-9, principal bien de todas las autopistas que posee Itínere.

Pero la batalla ganada ahora por Corsair no es definitiva. Globalvia cuenta con la posibildad de interponer un recurso de apelación en los próximos 20 días ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, extremo que difícilmente se resolvería antes de año y medio, y después aún tendría la posibilidad de acudir al Supremo, lo que demoraría hasta un total de cinco años la resolución del enfrentamiento legal y el control de la AP-9 e Itínere.

Coincidiendo con la remisión de la sentencia, Globalvia también ha manifestado hoy creer haber obtenido la razón en sus pretensiones de control de Itínere con un laudo dictado la semana pasada por la Corte de Arbitraje de Madrid, con el que entiende que «Sacyr debe de retrotraer la operación (de venta) con Itinere Investco (instrumento de Corsair) y cumplir con el contrato de compraventa con Globalvia». La firma española basa su aseveración en que en dicho laudo considera que el pacto suscrito entre Sacyr, Abanca y Kutxabank para veder conjuntamente sus acciones en Itinere (un 55% en total) quedó roto en el 2018 y por tanto no le da ningún derecho preferente de compra a Corsair sobre todo ese paquete accionarial o parte del mismo, como al final ejerció y llevó a cabo. 

En definitiva, los fondos de pensiones e inversiones que lidera la norteamericana Corsair sigue ostentando el control de la AP-9 gallega, de las dos autopistas autonómicas también, y de la firma que engloba a esas concesiones y otras dos en el resto del España, mientras que Globalvía se queda como segundo accionista y rival en el sector de las autopistas concesionadas en España.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Corsair gana una importante batalla por el control de la AP-9