Las oposiciones «históricas» que no cesan

j. C. SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Pilar Canicoba

La cascada de jubilaciones en la Xunta augura miles de plazas, pero la gran mayoría para personal específico

08 dic 2019 . Actualizado a las 15:06 h.

Atrás quedan los años en los que las convocatorias de ofertas públicas de empleo eran ridículas, se acumulaban de un ejercicio para otro o, simplemente, no se producían. La crisis que alcanzó a las instituciones en la primera mitad de esta década y las restricciones en las tasas de reposición de personal han embalsado una gran demanda que desde este mismo año ha empezado a despejarse. La Consellería de Facenda ya utiliza con frecuencia el calificativo de «históricas» para referirse a las últimas oposiciones que ha convocado, porque ciertamente lo son, al menos en lo cuantitativo. Es tentador poner el foco político en las elecciones del 2020 para justificar el despliegue, pero lo cierto es que es muy probable que en algunas especialidades se sigan batiendo récords cada año ante la cascada de jubilaciones que se avecinan en la Administración autonómica, que tiene previsto agotar su cupo de reposición. Hasta el 2024 se jubilarán 18.000 trabajadores en la Xunta, aunque la mayoría son del ámbito de la docencia y la sanidad, que acaparan algo más de un 70 % del empleo público en Galicia, y por tanto se trata de plazas que tienen unos requisitos de formación específicos.

Administración xeral

1.200 para este año. Son las oposiciones que generan más expectación, a pesar de no ser las más importantes en volumen. Son muy esperadas porque permiten consolidar puestos de personal que busca mayor estabilidad y es habitual el acceso libre a cualquier persona, con independencia en muchos casos de la formación que acredite. Tienen varios niveles que recorren prácticamente toda la escala salarial de la Xunta, y para el 2020 se convocarán 1.200 plazas. Algunas ya han salido días atrás, pero seguirá el goteo en el DOG porque uno de los objetivos del Gobierno gallego, pactado con los sindicatos, es conseguir rebajar la tasa de temporalidad por debajo del 7 %. También tendrán demanda las cerca de 600 plazas de empleo social convocadas este mismo trimestre.