Prisión permanente revisable para el Chicle por el crimen de Diana Quer

Es considerado culpable de un delito de asesinato con alevosía, cometido para ocultar otro delito y subsiguiente a un delito contra la libertad sexual de la víctima, con la concurrencia de la circunstancia atenuante analógica de confesión. Consulta aquí la sentencia

Primer día del juicio por la muerte de Diana Quer. José Enrique Abuín Gey, El Chicle, único acusado del crimen
Primer día del juicio por la muerte de Diana Quer. José Enrique Abuín Gey, El Chicle, único acusado del crimen

Redacción

El sábado día 30 se conocía el veredicto del jurado popular: José Enrique Abuín es culpable de asesinato, privación de libertad y agresión sexual. Las cuatro mujeres y cinco hombres que formaban ese jurado secundaron de forma unánime esta forma los tres delitos propuestos por la Fiscalía y la acusación particular. Ahora, según acaba de comunicar el TSXG, la sentencia es de prisión permanente revisable para el autor confeso de la muerte de Diana Quer. 

Según explica el TSXG, «es considerado culpable de un delito de asesinato con alevosía, cometido para ocultar otro delito y subsiguiente a un delito contra la libertad sexual de la víctima, con la concurrencia de la circunstancia atenuante analógica de confesión». 

Además, ha sido condenado a otros diez años de libertad vigilada, que se cumplirían en caso de que se revise y se deje sin efecto la pena a prisión permanente. Se impone al Chicle la prohibición de aproximarse a los padres y a la hermana de la víctima, a sus domicilios, lugar de trabajo o cualquier lugar en el que se encuentren, a una distancia inferior a mil metros. Y también comunicarse con ellos por cualquier medio durante la duración de la pena y, en todo caso, desde el inicio de cumplimiento de la misma y hasta que transcurran diez años desde la conclusión.

Según la sentencia hecha pública este martes, Abuín Gey ha sido condenado además a la pena de 4 años de prisión y a cinco años de libertad vigilada como autor responsable de un delito de detención ilegal y de un delito de agresión sexual, en concurso medial, con la atenuante de confesión. 

 

Todo ello proviene del fallo del jurado tras tres semanas de juicio. Durante el proceso no se pudo acreditar que hubiese penetración, algo necesario con la ley actual para calificar el delito de violación. El jurado entendió además que Abuín Gey había colaborado en la localización del cuerpo de Diana de forma relevante, pero su participación no fue decisiva, como plasmó en su veredicto en este caso con cuatro votos en contra y cinco a favor. Se opusieron, en este caso por unanimidad, a la concesión de indulto y a la suspensión de la pena. 

El juez había devuelto un día antes, el viernes, el veredicto del jurado al encontrar contradicciones y errores formales. Por eso tuvieron que volver a reunirse para deliberar. El veredicto definitivo fue validado por el magistrado que preside el tribunal, Ángel Pantín, antes de su lectura pública. 

El juicio arrancó el 12 de noviembre, tras un retraso de dos semanas por problemas para formar el jurado, que durante 11 sesiones escuchó a peritos, policías, forenses, testigos y al acusado, Enrique Abuín Gey. Su abogada aprovechó su alegato para atacar la contaminación mediática que, según dijo, había rodeado al caso desde la investigación. «No me enfrento a una acusación que tiene que demostrar lo que dice, sino a una condena social de culpabilidad. (...) Se ha sembrado una sensación de culpabilidad de que es un asesino y un violador en serie».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Prisión permanente revisable para el Chicle por el crimen de Diana Quer