El encriptado pretexto del voto virtual

Los sectores de En Marea utilizaron las lagunas del sistema de votación como arma arrojadiza previa a la ruptura


santiago / la voz

Si artistas y políticos de Alemania fueron víctimas de un masivo ciberataque del que no se salvó ni la todopoderosa Angela Merkel, habrá que reconocer que la información que se comparte a través de la Red dista mucho de ser segura. En esa fuga de datos juegan con ventaja quienes tienen conocimientos informáticos en los que la mayoría de la población somos legos. Puede que a las generaciones futuras, educadas en la era digital, no sea tan fácil darles gato por liebre virtual, pero hoy en día a los ciudadanos no nos queda otra que fiarnos o no fiarnos de lo que nos dicen los expertos en computación.

De ahí que la profesión de auditor esté al alza en Galicia. Las elecciones internas de En Marea penden de dos auditorías: la contratada por el sector crítico y la encargada por el oficial. Para ser honestos, habrá que reconocer que da un poco igual lo que digan esos informes: el uso que cada una de las partes vaya a hacer de ellos está decidido de antemano. La lista perdedora denunciará los fallos de seguridad de Ledmon Marketing, la plataforma utilizada para las votaciones tras prescindir la dirección de Agora Voting, utilizada tradicionalmente por Podemos en sus cuestaciones internas. Los ganadores, que echaron mano, precisamente, de las lagunas informáticas para denunciar la entrada ilegal de personas en el censo, ya avanzaron que la plataforma no es perfecta, pero que el hecho de constatar que el sistema pueda ser incompleto no implica que se pueda demostrar que haya habido fraude en el proceso que dio como claro ganador a Luís Villares.

En realidad, las dos partes se han valido de esos fallos de seguridad para lograr su objetivo, que era romper, y no sabían cómo. Había que echar mano de un argumento creíble, y las denuncias en los juzgados tienen peso suficiente como para demostrar que todo lo ocurrido en En Marea está viciado y que es mejor no mancharse con esos lodos. Ya lo dice claramente Esquerda Unida y es posible que lo diga Podemos. Al partido morado las relaciones con sus socios gallegos le interesan porque le dan peso en Madrid, pero no estaban satisfechos con la visibilidad que tenían en el Parlamento de Galicia y trataron de quemar el último cartucho con el desembarco de Gómez-Reino y su estrategia para hacerse con el control de En Marea a través de la lista de los críticos encabezada por Bruzos. Fallido ese intento, Podemos deberá discernir si no le conviene más atender al mandato de sus inscritos e ir en solitario a las elecciones, con futuros pactos con las otras fuerzas rupturistas allá donde haya posibilidades de acuerdos.

Del otro lado, un poco más de lo mismo. No tanto por parte de Luís Villares, que nunca renegó, al menos en público, de sus socios estatales, sino por parte de personas de su entorno que no quieren saber nada de Podemos ni de Esquerda Unida y que no disimulan que en el espacio nacionalista se encuentran más cómodos.

Bajo sospecha

En realidad, no es la primera vez que las plataformas de voto digital se utilizan para poner bajo sospecha los resultados de unas primarias. Ya ocurrió más veces en Podemos. Es más, el farragoso proceso de En Marea sacó a flote recelos anteriores en el seno del partido morado. Sin ir más lejos, se cuestionaron los resultados de sus propias primarias en Galicia, dejando entrever que desde Madrid se había jugado con ventaja en el proceso que dio la victoria a Gómez-Reino, el candidato oficial. Y se sacaron a colación los casos de Navarra, Madrid, Valencia o Extremadura, con sospechas de fraude en unos casos y de pucherazo en otros.

En Galicia no tardará en haber movimientos. La candidatura de Bruzos ya tiene listo el informe que se redactó basándose en la auditoría sobre la que ya se filtró que recoge «graves irregularidades». Y los ganadores darán a conocer la encargada al Colexio de Informáticos de Galicia. Y luego, cada uno moverá ficha. Y quizás asientos en O Hórreo tras la resaca navideña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El encriptado pretexto del voto virtual