El Gobierno compensará a Audasa con una subida de sus peajes del 2 %

Carlos Punzón
carlos punzón VIGO / LA VOZ

GALICIA

Oscar Vázquez

El aumento, que se ejecutará en dos meses, financiará las obras y la rebaja de Pontevedra

05 sep 2018 . Actualizado a las 12:49 h.

Las dos subidas en los precios de los peajes que harán aún más costosa la utilización de la autopista del Atlántico ya tienen fecha. El Ministerio de Fomento ultima la presentación al Consejo de Ministros del real decreto que dará el visto bueno a las alzas extraordinarias que registrarán las tarifas del principal vial de Galicia, que ya en enero de este año había experimentado un encarecimiento en sus precios de un 1,91 %.

El ministerio que dirige José Luis Ábalos considera que, como máximo, en el plazo de dos meses el Ejecutivo de Pedro Sánchez aprobará las dos subidas por un valor total del 2 % que Audasa (concesionaria de la AP-9) pactó tanto con los Ejecutivos de José Luis Rodríguez Zapatero como con el de Mariano Rajoy.

Dos subidas que, casi con toda probabilidad, se harán coincidir en el tiempo para unificar en un solo movimiento el golpe a los bolsillos de los usuarios, y que se mantendrán durante varios años para compensar a Audasa por el coste de las ampliaciones del vial en Rande y en la circunvalación de Santiago, por la mejora del enlace de Sigüeiro y, por otra parte, por el recorte que en los ingresos de la concesionaria ha supuesto la gratuidad en los viajes de vuelta en el eje Vigo-Pontevedra.

Fomento se remite a los acuerdos firmados por los ministros gallegos José Blanco en el 2011, para poner en marcha las citadas ampliaciones de la AP-9, y Ana Pastor en el 2013, para rebajar el nivel de los peajes en uno de los tramos que la ahora presidenta del Congreso consideraba más caros, no solo de la autopista gallega, sino también de toda la red estatal.

Un 1 % por Rande y Santiago

La culminación de las subidas -ya en fase de fiscalización de la redacción del real decreto- deja por tanto sin atender la petición formulada por el PSdeG al anterior Gobierno central de que asumiese el coste de las obras de Rande y Santiago para evitar una subida extra de los peajes a los usuarios de la AP-9, que será de un 1 % cada año durante los próximos 20 ejercicios. Es decir, el incremento de precios acumulativo y al margen del que cada enero dicte el IPC, caerá cada doce meses hasta que solo le resten diez años de gestión a Audasa. La factura de la concesionaria por dichas obras asciende a 138,16 millones de euros por las de Rande y el tercer carril en el barrio vigués de Teis; a 56,99 millones por la ampliación entre Santiago norte y Santiago sur, y a 5,52 millones por la reforma del enlace de Sigüeiro (Oroso).

Otro 1 % por Vigo-Pontevedra

La otra subida, la que compensará la gratuidad en el viaje de vuelta en el eje Vigo-Pontevedra para aquellos que abonen los peajes con telepeaje y realicen ambos movimientos en el día, se aplicará hasta el año 2020. Está por determinar cómo se abonará a la concesionaria lo que deje de ingresar por ese bonificación en las próximas décadas. El anterior secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, dejó firmada una orden ministerial el 20 de octubre por la que autorizaba para este año una subida de 1 %, que se reduciría a un 0,8 % en los dos siguientes, desde el 1 de enero de cada ejercicio.

Y otra subida por Redondela

A ambas subidas, que en conjunto elevarán en breve los peajes de la AP-9 en un 2 %, que se suma al 1,91 % de enero pasado, está pendiente de agregarse una tercera alza de precios que el anterior Gobierno central comprometió con Audasa para compensar de nuevo a la concesionaria, en este caso por la prometida eliminación del peaje de Redondela, el más caro de toda la autopista y que eleva a 0,30 euros el precio por kilómetro.

Fomento indica ahora que la solución económica para dicho tramo depende de la respuesta que Audasa dé al borrador que el ministerio le ha enviado con la fórmula ideada para compensar la eliminación de dicho peaje, que en principio, y como ocurre en los casos de Rande y Santiago, así como con la gratuidad entre Vigo y Pontevedra, tendrá que ser costeada por los usuarios de los demás tramos de la autopista, aunque circulen entre Ferrol y A Coruña, o Tui y Puxeiros, por citar tramos ajenos a las obras y descuentos implantados.