8. Ancha es una Castilla peregrina que recorremos, mejor, en bicicleta

Pequeños núcleos palentinos duplican su población durante todo el año

Ancha es la Castilla peregrina Pequeños núcleos palentinos duplican su población durante todo el año

El ecuador está un poco más cerca. Y hoy sí, tenemos al fin una etapa de perfil llano. Pero no todo va a ser perfecto en la octava travesía. Justo cuando empezamos a pedalear con fluidez hacia Terradillos de los Templarios se nos presenta un invitado sorpresa: el viento en contra. Desde luego, mejor que las copiosas tormentas que sabemos que se están sucediendo entre León y Lugo, pero no ayuda tampoco la dejadez que encontramos en los primeros kilómetros, antes de alcanzar Villalcázar de la Sigra. La maleza crece tanto en los laterales del Camino como en el centro de las dos marcas de rodadura. Rozamos las alforjas y las piernas contra ella. Nada grave para unos gemelos que atesoran ya más de 350 kilómetros en una semana.

Los párrocos franceses Don Louis y Don Davide acompañan a jóvenes de entre 12 y 17 años de su diócesis en la peregrinación
Los párrocos franceses Don Louis y Don Davide acompañan a jóvenes de entre 12 y 17 años de su diócesis en la peregrinación

El trazado mejora y el viento amaina en Carrión de los Condes. Localidad con todos los servicios y varios monumentos destacados, entre ellos el monasterio de San Zoilo. El caminante puede hacer compras, encontrar un cajero en el que no le cobren comisión y disfrutar de terrazas donde tomar algo. No es lo habitual en el paso de la ruta jacobea por la provincia de Palencia. Aprovechando el paseo nos topamos con Louis y Davide, de Tulle (Francia). Acompañan a jóvenes de entre 12 y 17 años de su diócesis en su peregrinación. Un Camino lógicamente religioso, pero también «de amistad y de aventura», puntualizan. Y añaden: «Nos gusta la solidaridad y la acogida que nos están dando en España». Casi es mediodía y en un banco Greg Buda despliega sus mejores alimentos. Este húngaro, residente en Dinamarca, acaba de comprarlos. «Me llama la atención que no haya tiendas que abran los domingos, así es difícil abastecerse», se lamenta. Para este joven de 23 años, su tránsito hasta León, pese a todo, es muy enriquecedor. «Aquí se ayuda mucho al peregrino, incluso en sitios muy pequeños se puede hablar en inglés con gente muy mayor». No queda otra que darle la razón, Pedanías que atravesaremos hoy como Población de Campos o Calzadilla de la Cueza solo rozan los cien habitantes. Los ancianos gustan de la interacción con los jóvenes romeros, así que se han puesto las pilas con la lengua de Shakespeare. «Tienen mucha curiosidad al vernos», concluye Buda dándole un bocado a su piscolabis matinal.

Volviendo ya al Camino descubrimos la cada vez más repetida estructura geográfica de la Tierra de Campos leonesa. Pequeños núcleos, separados por apenas unos kilómetros, en los que casi siempre hay un albergue y un restaurante volcado en el servicio al peregrino. Se duerme por menos de 10 euros y el menú diario puede subir algo más. Precios correctos, aunque falta variedad.

«Soy la oficina de información turística»

Joaqui, en su tienda de souvenirs en Carrión de los Condes, ejerce de «oficina de atención turística»
Joaqui, en su tienda de souvenirs en Carrión de los Condes, ejerce de «oficina de atención turística»

Joaqui, sin ene, es una extremeña residente en Castilla, como ella dice, «de toda la vida»: «Me trajo el amor hace 40 años». Hace 20, su marido y ella sufrieron un revés y se quedaron sin trabajo. «Viendo que en otros sitios que atravesaba el Camino funcionaban estas tiendas, aposté por ello», relata. Hoy la página de Facebook de su establecimientos es seguida en medio mundo, pero por encima del ego digital está la interacción personal: «Los hay muy cariñosos y yo les devuelvo el cariño ayudando, soy la oficina de información turística». Con cada compra regala un pin de Carrión de los Condes, donde es visita obligada la iglesia de Santiago. Nos desea, cómo no, buen Camino. Lo habrá hecho ya miles de veces.

«Yo me he recorrido el mundo sin tener que salir de aquí»

Leticia necesitaba más tiempo y dejó Canarias para montar su albergue en Calzadilla de la Cueza
Leticia necesitaba más tiempo y dejó Canarias para montar su albergue en Calzadilla de la Cueza

Se hartó de ser pedagoga en los cursos de formación que en Fuerteventura se organizaban para desempleados. De ella dependían los de toda la isla de Fuerteventura. Quería una posesión para muchos inalcanzable: más tiempo. «Necesitaba criar a mi hijo y disfrutar de él mientras fuera pequeño, y repoblar siempre me pareció interesante», cuenta sonriendo tras haberlo conseguido. Con ella y su pequeño Calzadilla de la Cueza subió dos habitantes en el padrón. Algo insólito en una pedanía con medio centenar de vecinos. Empezó en la bodega del pueblo con una tienda. Y al ver que la lluvia de peregrinos no cesaba montó un albergue. Echa la vista atrás y no se arrepiente de nada: «He recorrido el mundo sin salir de aquí».

«El verdadero Camino es el que empieza después de llegar a Santiago»

Cristelle e Ivan salieron de Foix, Andorra, hace dos meses
Cristelle e Ivan salieron de Foix, Andorra, hace dos meses

No tienen prisa. Tampoco compromisos. Mucho menos un plan establecido. Pasan de horarios. Y se dedican, pese a ser franceses, al dolce far niente italiano. Decidieron darse unas vacaciones en las que la naturaleza y la gente fueran los únicos dos componentes. Llegamos a su zona de pícnic tras ver sobre una piedra del Camino unas galletas saladas y varios frutos secos. «¡Regalo!, ¡present!, ¡para ti!, ¡for you!», nos gritan desde una sombra a escasos metros. Imposible no acercarse para devolverles el gesto. «Creo que la gente ha dejado de hablarse, de mirarse y de entenderse, así que por qué no volver a intentarlo», dice ella. Me fijo en que llevan encima lo imprescindible para su travesía. Bastan un saco, la esterilla y dos mudas para poner rumbo a cualquier sitio. Me arrepiento al instante de cargar en la bicicleta con pesadas alforjas. «Sentaros con nosotros: ¿queréis algo de comer?», ofrece gentilmente Iván. Reconoce estar en su salsa. Trabaja como guía turístico por todo el mundo y en el Camino busca sumar experiencias y destinos que poder incluir en su diario. No se cansa de hacerlo: «El verdadero Camino es el que empieza después de llegar a Santiago».

CONSULTA AQUÍ LAS ETAPAS ANTERIORES: 

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
2 votos
Comentarios

8. Ancha es una Castilla peregrina que recorremos, mejor, en bicicleta