Histórico acuerdo en el Parlamento para echar a los Franco de Meirás

Mario Beramendi Álvarez
mario beramendi SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Los miembros del BNG que ocuparon Meirás simbólicamente el pasado 30 de agosto y que fueron denunciados por los Franco asistieron este miércoles al pleno en O Hórreo. Las 19 personas se hallan ahora encausadas por allanar una propiedad privada.
Los miembros del BNG que ocuparon Meirás simbólicamente el pasado 30 de agosto y que fueron denunciados por los Franco asistieron este miércoles al pleno en O Hórreo. Las 19 personas se hallan ahora encausadas por allanar una propiedad privada. xoan a. soler

Todos los grupos pactan por unanimidad instar al Gobierno a abrir la vía civil

11 jul 2019 . Actualizado a las 08:35 h.

La salida de la familia Franco del pazo de Meirás está algo más cerca gracias al acuerdo histórico alcanzado este miércoles por todos los grupos con representación en el Parlamento gallego, que aprobaron por unanimidad una proposición no de ley en la que se insta al Gobierno a iniciar un proceso civil para la devolución del pazo de Meirás al patrimonio público. El texto consensuado por las cuatro fuerzas recoge la voluntad expresa de que el retorno de la propiedad se haga sin coste alguno para el erario público. Una mención con la que los grupos sortearon el principal punto de disensión: la posibilidad de que los Franco fueran indemnizados por el mantenimiento del pazo desde 1975, siempre que justificasen los gastos.

Esta era una de las cuestiones que advertía el informe encargado por la Xunta a la comisión de expertos. El hecho de que, si el juez consideraba a los herederos del dictador poseedores de buena fe de la propiedad, tuviesen derecho a ser resarcidos económicamente. Ana Pontón, del BNG, calificó ese hipótesis como «unha bofetada ás vítimas e á dignidade de Galicia», algo inasumible para el Parlamento gallego, y Antón Sánchez, de En Marea, recordó que «os herdeiros de Franco eran perfectamente coñecedores da orixe da propiedade».

En su respuesta, Pedro Puy, el portavoz popular, expuso que el informe de los expertos advertía de ese como un escenario posible en términos jurídicos, sin que ello supusiera respaldar políticamente la indemnización a los Franco. Finalmente, los grupos zanjaron esta discrepancia incluyendo en la resolución aprobada la negativa de la Cámara gallega a que se les abonase cantidad alguna a los herederos de Franco. «Hoxe temos unha gran oportunidade de facer un exercicio democrático e de contribuír á demostrar a superioridade moral da democracia sobre calquera outra forma de goberno», sostuvo Puy.