Examen común de acceso, prácticas y evaluación, así funcionaría un MIR educativo

Las propuestas son hacer un sistema selectivo en el que se premie a los mejores centros y alumnos


redacción / la voz

Hay varias propuestas de MIR educativo, como la Eugenio Nasarre y Francisco López Rupérez o la de José Antonio Marina, integrada en el Libro Blanco de la Función Docente no Universitaria, un encargo del propio Ministerio de Educación. Son prácticamente iguales y esto es, a grandes rasgos, lo que proponen: 

Formación inicial

Primaria. El alumno haría el grado de Magisterio como hasta ahora. 

Secundaria. El alumno cursaría la carrera de su elección. 

examen selectivo

Único para toda España. Con el grado terminado, los alumnos se presentarán a un examen (uno para primaria, otro diferente para secundaria) al estilo del MIR: el mismo contenido en toda España y realizado a la vez. La nota (solo la del examen o valorando en parte la de la carrera, eso podría variar) marcará su expediente. 

«Numerus clausus». El examen es selectivo, ya que solo pasarán a la siguiente fase un número concreto de alumnos, aquellos que se decida que son necesarios para el sistema. 

Becas de excelencia. Los alumnos con mejor nota (un 25 %) obtendrán una beca por si quieren estudiar lejos de casa. 

 

máster y prácticas

Un máster en un centro específico. Al calor de las universidades se crearán centros de formación de profesorado, autorizados de forma específica. Los alumnos podrán elegir el centro en función de su nota. 

Dos años de prácticas pagadas. Con un tutor y controles reglados, los futuros profesores se formarán en la práctica durante dos años. Cobrarán un sueldo y serán profesores en prácticas. 

Diploma final. Los que aprueben obtendrán el diploma que les permitirá ejercer su profesión. 

trabajo

En la pública. Una vez con el diploma, pasarán una oposición para trabajar en la escuela pública. 

En la privada. Será necesario disponer del diploma final para acceder a los colegios privados. 

El ministro de Educación quiere un MIR de dos años para los profesores

Elisa Álvarez

De Vigo propuso en Santiago este período formativo, que sería previo a la oposición

Mucho se ha hablado en los últimos años de establecer un MIR para los profesores, a semejanza del que existe en la profesión médica. Y aunque se trata de dos sectores con una estructura y trayectoria laboral muy diferentes, lo cierto es que el mensaje ha ido calando. Ayer se dio un paso más en la Convención Nacional de Educación del PP celebrada en Santiago, en donde el ministro Íñigo Méndez de Vigo apostó claramente por un MIR educativo de dos años «para prestigiar la profesión docente».

Esta formación se llevaría a cabo después de realizar el grado y el máster de profesorado en el caso de los docentes de secundaria, y antes de la oposición, tal y como ocurre en Medicina. Esta es una de las propuestas que quiere incluir el ministro en el pacto educativo, que se ha convertido en una de las principales ansias de los populares. Y es que lograr un pacto unánime con todos los grupos políticos, como acaba de ocurrir con la violencia machista, siempre es un galón para quien lo abandera.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Examen común de acceso, prácticas y evaluación, así funcionaría un MIR educativo