La obesidad adelantará al tabaco como principal factor de riesgo del cáncer

Los científicos ya han probado su relación con trece tipos de tumores distintos

La obesidad adelantará al tabaco como primer factor de riesgo de cáncer Los científicos ya han probado su relación con hasta trece tipos, incluido el de mama, colon e hígado

redacción / la voz

Los expertos se refieren a ella como la epidemia del siglo XXI. Afecta al 20 % de la población adulta española, en el caso gallego casi al 25 %, y pronto podría adelantar al tabaco como primer factor de riesgo a la hora de desarrollar un cáncer.

Es uno de los riesgos sobre los que han advertido los expertos que participaron esta semana en el curso Obesidad, la epidemia del siglo XXI, organizado por la UIMP y celebrado en A Coruña, a los que ha reunido La Voz en un encuentro en el que plantearon algunas de las claves de la lucha contra esta enfermedad.

«Es un problema porque la relación entre obesidad y cáncer es algo muy nuevo, desconocido -dice Ana Belén Crujeiras, investigadora en Endocrinología Molecular en el IDIS de Santiago-. No se ha conseguido el nivel de concienciación que hay, por ejemplo, respecto a vínculos más consolidados, como la obesidad y la diabetes o la obesidad y el riesgo cardiovascular. Y ya no digamos la relación entre fumar y padecer un cáncer de pulmón. Eso todo el mundo lo sabe. Sin embargo, la gente se extraña si le decimos que ser obeso predispone a sufrir cáncer». Y lo hace en hasta 13 tipos de tumores.

Menor expectativa de vida

Pero no solo cáncer. Si no se revierte la tendencia «las expectativas de vida de los niños obesos se reducirán», advierte Empar Lurbe, jefa del servicio de Pediatría del Hospital de Valencia.

«Tenemos que aprender a alimentarnos»

l. v.
.

Empar Lurbe, pediatra del Hospital de Valencia, defiende la vuelta a hábitos como la comida en familia, la conversación sosegada y la lactancia materna

Con un 18 % de niños de entre 6 y 9 años obesos y un 23 % con sobrepeso, las cifras en España son ya parejas a las registradas en Estados Unidos. Debería existir una asignatura más en los colegios de nuestro país: Hábitos de Vida Saludables, esos que evitarían hablar de niños de seis años con enfermedades de mayores como diabetes tipo 2 o hipertensión arterial. Es como si estuviésemos criando niños viejos. Y no es una amenaza. Es, lamentablemente, una realidad. Según la OMS, seis de los siete principales factores determinantes de la salud están ligados a la práctica de la actividad física y a la alimentación y en los más pequeños no iba a ser menos.

Seguir leyendo

En esta lucha contra el sobrepeso también cumple un papel importante nuestra flora intestinal. Francisco José Tinahones, jefe del servicio de Endocrinología del Hospital de Málaga y presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, apunta que «en las últimas décadas hemos estado maltratando a nuestras bacterias con el mal uso de los antibióticos. La pobre microbiota resultante de esa destrucción de especies nos ha hecho más propensos a desarrollar obesidad».

«Un montón de bacterias se han extinguido»

l. v.
.

Francisco Tinahones, presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, explica que la pérdida de biodiversidad en el intestino tiene repercusiones directas en la salud

Bacterias, virus, hongos y demás microorganismos alojados en nuestro cuerpo son actores protagonistas en la aparición o prevención de enfermedades como la diabetes, la celiaquía o la obesidad. Se calcula que el peso de la microbiota de un humano equivale aproximadamente a un kilo y que contiene más de ocho millones de genes, trescientas veces más que el ADN humano. De hecho, el colon es una de las comunidades, a nivel microbiano, más pobladas de la Tierra.

Así, lo que le demos de comer influirá en que seamos más o menos inmunes ante determinadas amenazas. Francisco Tinahones, jefe del Servicio de Endocrinología en el Hospital de Málaga y presidente de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (Seedo), pone un ejemplo de cómo ha evolucionado -para mal en este caso- nuestro cuerpo en las últimas décadas: «Una tribu amazónica tiene tres veces más de especies diferentes en el intestino que nosotros. Igual que animales como el oso panda están a punto de extinguirse, hay un montón de bacterias de nuestro intestino que se han extinguido». Y la pérdida de biodiversidad ahí dentro tiene repercusiones directas en la salud.

Seguir leyendo

En el eterno debate sobre el papel de la industria en nuestros hábitos alimenticios, el psicólogo Fernando Fernández Aranda es cauto: «En animales sí que se ha comprobado cómo determinados ingredientes como el azúcar o las grasas pueden actuar como componentes adictivos, pero no está demostrado en humanos». Aunque muchos pensarán que nadie se hace adicto al pescado a la plancha, la raíz del problema no está en el producto en sí mismo sino en nuestra mente».

«Yo hablaría de adictos al acto de comer»

l. v.

¿Por qué no pueden parar de ingerir comida compulsivamente algunas personas? El psiquiatra Fernando Fernández Aranda distingue este tipo de comportamiento de otros trastornos alimentarios

¿En qué medida el exceso en la ingesta de comida provoca una pérdida de control sobre la alimentación? ¿Por qué no pueden parar de comer algunas personas? «Ante situaciones de estrés o estados emocionales negativos hay personas que utilizan la alimentación como válvula de escape porque no encuentran otra forma de digerirlas», asegura Fernando Fernández Aranda, que distingue este tipo de comportamiento de otros trastornos alimentarios como la anorexia o la bulimia. «Intentamos dar con los mecanismos que expliquen estos comportamientos que se dan en gran número en individuos con altos niveles de impulsividad, pacientes que no regulan sus conductas ante estados emocionales negativos o con baja tolerancia a la frustración. Identificamos qué reacciones se producen a nivel cerebral para poder actuar desde un punto de vista clínico introduciendo estrategias específicas: controlar, dilatar o demorar esa respuesta». Para ello se utilizan herramientas como el PlayMancer, un videojuego con finalidad terapéutica que detecta el estado emocional del paciente mientras se divierte y lo redirige hacia zonas de relajación o confort cuando advierte una reacción inadecuada. «Uno de los factores que generan que una persona con obesidad coma más de la cuenta es que no regula adecuadamente emociones como el enfado, la rabia o la ira».

Seguir leyendo

Y ahí es donde entran en juego las nuevas tecnologías. El uso de videojuegos se ha convertido en un elemento clave en la lucha contra la obesidad infantil. Igual que se emplean para tratar patologías como la ludopatía, estos dispositivos están conectados a controladores neuronales que miden las conductas adictivas y ayudan a dominar la impulsividad.

Los epidemiólogos proponen una tasa para las bebidas azucaradas

La Sociedad Española de Epidemiología (SEE) ha elaborado un informe dirigido a las administraciones públicas, al Ministerio de Sanidad y a la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados en el que se propone que se tomen medidas fiscales para aumentar el precio de las bebidas azucaradas, de tal modo que los ingresos se destinen a campañas de prevención de la obesidad.

Sin embargo, la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad cree que resulta más eficaz llegar a acuerdos con la industria para que rebaje sus contenidos de azúcar.

«Acumular grasa favorece el cáncer»

l. v.
.

En el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago, donde trabaja Crujeiras, llevan años estudiando la vinculación entre obesidad y cáncer de mama

Según datos de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, seis de cada diez obesos califican su estado de salud de regular a muy malo. Sin embargo, pocos son los que relacionan esta enfermedad con otra, el cáncer. Pues bien, es ya una evidencia científica en hasta trece tipos. Mama, colon, endometrio, hígado y algunos tumores hematológicos están en esta lista negra. Desde el Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS), donde trabaja Ana Belén Crujeiras, responsable de la línea de epigenética, llevan años estudiando la vinculación entre obesidad y cáncer de mama. «Los factores que secreta el tejido adiposo en obesos juegan un papel fundamental en la promoción de la proliferación de células de la glándula mamaria», dice. «Es el exceso de adiposidad, más que la ingesta, lo que promueve el desarrollo tumoral. No tanto una dieta rica en grasa, sino el acumular grasa es lo que crea el nicho favorable, el microambiente propicio para el cáncer», resalta la investigadora.

Seguir leyendo

Sobrepeso y diabetes, un cóctel que causa 800.000 nuevos tumores al año

Un estudio dirigido por el Imperial College London, en Reino Unido, encontró que casi el 6 % de los nuevos casos de cáncer en el 2012 fueron causados por los efectos combinados de la diabetes y el sobrepeso (índice de masa corporal, IMC, de más de 25 kilos/metro cuadrado, u obesidad, con un IMC de más de 30). Para los 12 tipos de tumores estudiados, la diabetes y un IMC elevado combinados fueron responsables de casi 800.000 nuevos casos.

Como factores de riesgo individuales, el sobrepeso es responsable del doble de cánceres que la diabetes: 544.300 casos se atribuyeron a un IMC elevado (equivalente al 3,9 % de todos los cánceres) y 280.100 a la diabetes, según el trabajo publicado en The Lancet Diabetes & Endocrinology.

«Es, ahora mismo, el mayor problema sanitario que existe»

.

El endocrino Felipe Casanueva coordina la campaña nacional «Aligera tu vida»

r. r.

Casi uno de cada cuatro gallegos, el 24,9 %, son obesos, tres puntos por encima de la media nacional. Es lo que refleja la última estadística del Estudio Nutricional de la Población Española (ENPE), divulgado por la Sociedad Española de Cardiología. Hay otros trabajos, pero todos apuntan a la misma conclusión: la creciente epidemia de obesidad que existe en España, en general, y en Galicia, en particular. Y no es un problema más, sino el mayor desafío al que se enfrenta la sanidad pública. Es lo que asegura Felipe Casanueva, presidente de la fundación de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, jefe del servicio de Endocrinología y Nutrición en el Clínico de Santiago y coordinador del programa nacional de prevención de la obesidad Aligera tu vida. «Es ahora mismo -expone- el mayor problema que tiene la sociedad desde el punto de vista de la salud, junto a la epidemia asociada de diabetes. El 23 % de la población española es obesa, lo que supone siete millones de personas, y un 10 % tiene diabetes». Casanueva entiende que si la situación no se no se revierte «puede hacer saltar por los aires un sistema sanitario como el nuestro».

Es cierto que las cifras de obesidad infantil se han estabilizado en torno al 18,3 % y que existe una mayor concienciación del problema por parte de la sociedad y de la propia industria, pero Casanueva Freijo considera que aún siguen haciendo falta medidas más contundentes por parte de la Administración. «Cada partido político debería contar en su programa electoral -apunta- con un punto destinado a la prevención de la obesidad. Todos los políticos deberían ponerse de acuerdo para combatirla, porque mientras esto no sea así significará que los médicos no hemos hecho bien nuestro trabajo».

Menos azúcar

El aspecto positivo es el reciente pacto alcanzado entre el Gobierno y la industria alimentaria y de bebidas para que rebajen en un 10 % el contenido de azúcar en sus productos. No será, sin embargo, algo inmediato, ya que obligará a modificar su maquinaria de producción.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

La obesidad adelantará al tabaco como principal factor de riesgo del cáncer