Aumentan los controles antidroga en el marco de la operación retorno

Desde hoy hasta el domingo a medianoche, la DGT extremará las medidas ante el incremento de conductores que habían consumido estupefacientes

Todas las zonas vigiladas por radar móvil Todas las zonas vigiladas por radar móvil

Redacción / La Voz

La operación retorno del verano comienza hoy marcada por una circunstancia que preocupa especialmente tanto a la Guardia Civil como a la Dirección General de Tráfico: el número de conductores que en los meses veraniegos se ha puesto al volante bajo los efectos de las drogas se ha disparado. En la última campaña realizada por Tráfico para detectar estas sustancias, los resultados certificaron que la mitad de los controlados había consumido estupefacientes. Y en Pontevedra la cifra rozaba el 68 %. Los datos se corresponden con la semana del 10 al 16 de agosto, fechas en las que las fiestas locales abundan en la comunidad y en las que aumenta el uso de vehículos. Ante tal tesitura la DGT no ha dudado en ponerse manos a la obra y extremar las precauciones de cara a este fin de semana, siguiendo así el patrón de días de jornadas como las de la Fiesta del Agua en Vilagarcía o la Fiesta del Albariño en Cambados.

Desde hoy hasta las tres de la tarde hasta el domingo a medianoche, Tráfico prevé más de 580.000 desplazamientos por las carreteras gallegas, sobre todo las secundarias. Esta cantidad corresponde al 10 % del conjunto total de vehículos que recorrerán estos días la red viaria española. Por las carreteras gallegas coincidirán aquellos que vuelven de las vacaciones, los ciudadanos que las comienzan y los que se han desplazado con motivo del fin de semana.

La velocidad

Durante estos días los conductores tendrán que estar pendientes del velocímetro. A los sesenta radares fijos con los que ya contaba Galicia, este verano se añadieron 120 tramos en los que se intensificó el control con la colocación de cámaras móviles. Para velar por la seguridad del ciudadano, la DGT optó por situar 30 dispositivos en cada provincia. Con otra novedad: estos radares son visibles para el conductor.

Otro de los problemas con los que los conductores tienen que lidiar durante las operaciones salida y retorno son las retenciones. Con el objetivo de reducir estas masificaciones, la DGT instalará carriles adicionales y reversibles con conos en los momentos de más afluencia circulatoria, restringirá la circulación de vehículos de mercancías peligrosas a determinados tramos y horas, paralizará obras en carreteras y diseñará itinerarios alternativos recomendados según el origen y el destino.

En total, la comunidad gallega cuenta con 36 tramos susceptibles de originar retenciones de tráfico durante estos tres días, los que más, debido al acceso y retorno de la playas o la entrada al centro de las ciudades. Pontevedra y A Coruña son las provincias que concentran un mayor número de puntos conflictivos, acumulando 17 y 14 respectivamente. Y, del mismo modo, son las únicas en las que Tráfico propone rutas alternativas para ahorrar la masificación de vehículos. En Ourense y Lugo, Tráfico no ofrece datos sobre caminos alternativos, pero tampoco se prevén grandes acumulaciones.

Otra de las recomendaciones que apuntan desde la DGT es evitar las horas punta al realizar desplazamientos con el coche durante este fin de semana. La experiencia de años anteriores desaconseja hacerlo hoy de cuatro de la tarde a diez de la noche. También conviene evitarlos mañana, entre las nueve y la una del mediodía, y el domingo entre las seis de la tarde y las once de la noche.

En lo que va de verano se han registrado diez muertes en las carreteras gallegas

En lo que va de verano, Galicia ha registrado diez muertes al volante: un 45 % menos que en el total de los meses de julio y agosto del año pasado. Esta mejora denota una mayor conciencia en materia de seguridad vial por parte de los conductores gallegos. Sin embargo, preocupa que la mayor parte de estos accidentes mortales se hayan producido en agosto, mes en el que Galicia concentra el grueso de fiestas locales. Concretamente, de los siniestros, seis tuvieron lugar durante los primeros once días de este mes.

A pesar de que la diferencia entre un verano y otro es notoria, el año pasado comenzó a percibirse una tendencia positiva, ya que en Galicia no se registró ningún muerto en carretera durante los días que duró la operación retorno, y en el cómputo total del verano hubo un muerto menos que en el 2013.

De los accidentes mortales del verano pasado, dos se produjeron en A Coruña, ocho en Lugo, tres en Ourense y otros tres en Pontevedra. Llama la atención que en la provincia lucense la cifra de siniestros mortales fuera tan alta teniendo en cuenta que en el verano del 2013 solo hubo una víctima mortal. A falta de tres días para terminar el mes, las carreteras lucenses han registrado, por el momento, dos fallecidos.

En cuanto a las circunstancias de los accidentes gallegos, la mayor parte de los mismos se debieron a colisiones con otros vehículos o a choques con obstáculos. Y en menor medida, a las salidas de vía o atropellos.

En el resto del territorio nacional también se produjo un descenso en el número de bajas en autopistas y vías secundarias. En la operación retorno del 2014 hubo casi un 90 % menos de muertes en autopistas y carreteras tradicionales que hacía diez años, comparando los 47 fallecidos del 2004 y los ocho que se registraron hace ahora un año.

La misión de la DGT a la hora de aumentar el número de radares, la realización de controles de alcohol y drogas y el incremento del número de medios humanos para la gestión del tráfico es continuar con la tendencia a la baja de accidentes para llegar a conseguir la tasa de muerte cero en unos días donde los factores de riesgo están más presentes que nunca en las carreteras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Aumentan los controles antidroga en el marco de la operación retorno