Cándido Conde-Pumpido, del juez Elpidio Silva al príncipe de los gitanos


Redacción / La Voz

Sus últimas apariciones públicas tuvieron que ver con el caso Blesa que se investiga en la Audiencia Nacional. Cándido Conde-Pumpido Varela se dejó ver como abogado defensor de Elpidio Silva, juez que adquirió gran protagonismo desde el instante en el que ordenó el encarcelamiento de Miguel Blesa por sus responsabilidades cuando era presidente de Caja Madrid. Hijo del coruñés Cándido Conde-Pumpido (fiscal general del Estado entre los años 2007 y 2011), este joven abogado recorrió entonces las tertulias televisivas dando a conocer las irregularidades que aseguraba haber visto contra su cliente juez.

Poco que ver eso con su presencia ayer en A Coruña dando amparo legal a Sinaí Giménez, el conocido como príncipe de los gitanos gallegos, en un conflicto que está muy alejado de las condiciones mediáticas de su caso más televisivo. Esto es otra cosa. Si todo sale bien y se llega a un acuerdo extrajudicial, Cándido Conde-Pumpido Varela podría presumir de haber salido airoso sin siquiera ponerse la toga. Tiene veinte días para ofrecerle a la Fiscalía un pacto entre las partes que permita a los zamoranos vender con libertad en los mercados gallegos sin tener que rendir cuentas a la cooperativa de ambulantes.

Conde-Pumpido hijo dio en A Coruña los primeros pasos para alcanzar lo que definió como «paz social». Él mismo lo explicó: «Lo que se ha propuesto es que dentro de los propios gitanos se consiga llegar a un acuerdo, que se expondrá a la Fiscalía, y si está conforme no proseguiría con ningún tipo de acción penal contra nadie». Pero eso solo sucederá si hay acuerdo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Cándido Conde-Pumpido, del juez Elpidio Silva al príncipe de los gitanos