647 irregularidades en el Plan E en Galicia

Carlos Punzón
carlos punzón VIGO / LA VOZ

GALICIA

El Tribunal de Cuentas desvela numerosas deficiencias en los más de 2.600 proyectos, que costaron 490 millones de euros

13 may 2013 . Actualizado a las 16:43 h.

El primer Plan E, el que sembró Galicia con 490 millones de euros extra para hacer obras en todos los ayuntamientos, dejó detrás de sí un reguero de irregularidades, incumplimientos administrativos, engaños sobre el número de parados contratados y hasta instalaciones cerradas, cuando no gravemente deterioradas. La reflexión la hace a lo largo de más de trescientas páginas el Tribunal de Cuentas, que identifica hasta 647 anomalías en la tramitación de los proyectos realizados en Galicia con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL) con el que el Gobierno Zapatero pensó que podría incentivar el empleo y la inversión local.

Al tribunal no le hace falta analizar siquiera los 2.632 proyectos tramitados en la comunidad durante el 2009 y el 2010, sino que con un examen aleatorio concluye que Galicia fue la comunidad que menos tiempo empleó en sopesar sus proyectos; donde sus ayuntamientos menos publicidad dieron a sus contrataciones, o donde existe el mayor número de casos sospechosos de haber sido fragmentados para eludir la obligación de someterlos a procedimientos de adjudicación abiertos.

La lista de irregularidades detectada pone el grito legal en el cielo a la hora de explicar el caso de la piscina y spa de Malpica, abierta solo durante una campaña electoral tras costar 1,38 millones y acumular media docena de anomalías en su tramitación. Pero el dictamen también explica con contundencia que A Coruña fue la ciudad donde más proyectos no tuvieron supervisión pública, o que Cambre, Lugo, Dozón, Vila de Cruces, Carnota o Coristanco, entre otras, abusaron de la concentración de obras en escasas empresas.