Un estreno de gran calado

Punta Langosteira se prepara para cargar un megabuque en otro barco


Ferrol, A Coruña / la voz

La coruñesa punta Langosteira tendrá un estreno especial con una maniobra naval espectacular con sello made in Ferrol. El puerto exterior coruñés recibirá mañana su primer barco, la plataforma especial Blue Marlin, que será la encargada de transportar al megabuque Canberra, fabricado en los astilleros de la ría ferrolana para la Armada de Australia, a su país de destino. Pero para cumplir este hito será necesario llevar a cabo una operación singular, que hasta el momento no se ha producido en aguas gallegas, y que consistirá en el embarque del navío bautizado con el nombre de la capital de Australia a bordo del Blue Marlin.

El megabuque precisa de ese transporte especial porque su construcción se ha repartido entre los astilleros de Ferrol y los de Williamstown, (Melbourne). En los primeros se ha fabricado el 80 % de su estructura y, el 20 % restante, en donde va el puente de mando y los sistemas, se está ejecutando en el país. Se instalarán en el barco una vez que llegue a la factoría de BAE Systems en la citada localidad, dentro de unos dos meses.

Necesita auxilio

Por eso, el Canberra no puede navegar hasta Australia por sus propios medios y precisa de auxilio y de ahí la operación que tendrá lugar en el puerto exterior coruñés. Se ha elegido este espacio debido a que ofrece calados mayores que la dársena ferrolana. Y es un requisito imprescindible, ya que el Blue Marlin tendrá que hundirse 26 metros en punta Langosteira para permitir que el megabuque -de 230 metros de eslora (largo) y 32 de manga (ancho)- quede colocado sobre su cubierta.

Se trata de una operación que se ha preparado incluso con años de antelación, ya que debido a la singularidad de la plataforma, hay pocas como ella en el mundo y su contratación debe hacerse con mucha antelación.

El Blue Marlin llegó a finales de junio al astillero de Fene y en las últimas semanas se le ha ido colocando una cama de acero que evitará que el Canberra sufra daños durante el trayecto hasta Melbourne. Mañana, a las seis de la tarde, dejará la antigua Astano y partirá hacia punta Langosteira, en donde permanecerá fondeado. El viernes, a las diez y media de la mañana, saldrá con el mismo destino el Canberra, que abandonará el astillero ferrolano en el que ha ido creciendo desde el cortado de su primera plancha de acero, en el año 2009.

No obstante, la operación de carga no se llevará a cabo hasta el sábado. Se iniciará a las ocho de la mañana, cuando auxiliado por varios remolcadores el que será el buque más grande de la Armada de Australia entrará en el Blue Marlin, que previamente ya se habrá sumergido. La maniobra, sin precedentes en las aguas gallegas, se desarrollará a lo largo de cinco horas. La plataforma de la holandesa Dockwise, que ha realizado en estos 12 años que lleva en operación unos 50 transportes especiales, quedará amarrada al muelle una vez finalizada la carga, y a partir de entonces permanecerá durante una semana llevando a cabo las tareas de sujeción, con el fin de evitar cualquier tipo de incidente.

Pese a que la envergadura del Blue Marlin alcanza también cifras superlativas, el Canberra sobresaldrá de la plataforma alrededor de 50 metros. Es la singularidad de ese transporte, según subraya la compañía armadora, y de ahí que sea tan importante que los amarres se efectúen correctamente.

En Ferrol se acaba de botar el gemelo del megabuque australiano, el Adelaide. En febrero del 2014, el Blue Marlin o su relevo en la armadora holandesa como el más grande de la compañía, el Dockwise Vanguand, regresarán a punta Langosteira para repetir la maniobra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos

Un estreno de gran calado