La gallega a la que llamó la NASA para grabar una misión espacial

FUGAS

Sandra Alonso

La agencia le ofreció únicamente a la mindoniense Ruth Chao rodar un documental sobre el lanzamiento de la nave Lucy a unos asteroides

20 jun 2021 . Actualizado a las 14:53 h.

Dos años va a cumplir Ruth Chao (Mondoñedo, 1976) rodando el documental más apasionante de su vida. No todos los días se recibe la llamada de la NASA, que le ofreció solo a ella la grabación de una misión espacial que concluirá en octubre con el lanzamiento de una nave a los llamados Troyanos de Júpiter. Estos asteroides son fósiles espaciales, reliquias del sistema solar que pueden guardar en su interior mucha información sobre su constitución. Aunque el propio testimonio de esta gallega está ya a la altura del guion de una película de Hollywood, su documental todavía está en proceso.

«Esto ha sido estar en el sitio adecuado en el momento oportuno. Nosotros hacíamos documentales con un grupo de científicos e ingenieros, que es el equipo al que le dieron luz verde para esta misión en el Southwest Institute de Colorado», indica Chao recién llegada de Estados Unidos. Lucy es el nombre de la misión y el de la nave espacial que está construyendo el equipo. Dos hombres y dos mujeres protagonizan la pieza que rueda la mindoniense con su productora Somadrome: «El líder de la misión, Hal Levison -acaba de promocionar para formar parte de la misión que va a volver a poner al hombre en la Luna-; Cathy Olkin, investigadora principal, cuyo último trabajo llegó a Plutón; una ingeniera de la NASA, la project manager; y luego está el equipo que construye físicamente la nave, que es de la empresa Lockheed Martin Space, y su jefe de ingenieros». Pero el documental, más allá de reproducir fielmente cómo se lleva a cabo una misión espacial, quiere mostrar a las personas que están detrás del equipo científico.

«La nave se llama Lucy por la relación con el homínido que encontraron, nuestro ancestro más antiguo, que nos da pistas sobre nuestros principales orígenes en el sistema solar. Pero también responde a que a los investigadores les encantan los Beatles, son rockeros de los 70, y de hecho el logo es un diamante, por Lucy in the Sky with Diamonds», explica Chao, que vive con intensidad y expectación los preparativos para el lanzamiento de la nave no tripulada: «Tiene su intríngulis, porque solo tienen un disparo. La trayectoria es ingeniosísima, porque va a permitirles visitar seis asteroides. Para conseguir eso, la alineación de los astros con los planetas y los asteroides tiene que ser de una determinada manera, por lo que el margen, la ventana de lanzamiento como dicen ellos, es solo de 21 días en octubre. Si no llega a tiempo, todo el trabajo, la investigación y los millones invertidos se quedan en nada». Una hazaña para la que tuvieron que trabajar a contrarreloj por la irrupción de la pandemia y que les coincidirá con la temporada de huracanes en Florida, desde donde se lanzará Lucy en el Centro Espacial John F. Kennedy.