Yoly Saa: la nueva promesa del pop nacional es de Pontevedra y tiene 28 años

Warner ha fichado a esta artista que ya compuso para Malú y Luz Casal. «Estuve cantando en el metro hasta que teloneé a Andrés Suárez», dice


Auténtica es la palabra que mejor define a Yoly Saa, Yoly para el mundo artístico y Yolandiña para su madre. Esta pontevedresa de 28 años que se marchó a Madrid a probar suerte con la música ya ha compuesto para los grandes, cuenta con el apoyo incondicional de artistas como Andrés Suárez y está a punto de lanzar su primer disco tras varios singles con los que ha entrado en las listas de las radios comerciales.

­-¿Cuál es tu historia?

-Yo canto desde los tres años. Mi padre es un poco el culpable de todo esto, porque ya me cantaba boleros, como el de Contigo aprendí, y yo ya me emocionaba. Pero crecí creyendo que no sería capaz porque soy muy introvertida. Jugué al fútbol sala profesionalmente, en primera y segunda división en el Poio Pescamar y en el Leis. Después estudié Educación Infantil para ser profesora...

­-¿Y cuál fue el chispazo?

-Pues iba así hasta que un día hace cuatro años se me cruzó el cable, vi que no era feliz y decidí irme a Madrid a probar. Estuve cantando en el metro hasta que me avisan de que hay un concurso para telonear a Andrés Suárez, uno de mis referentes. Gané el concurso, después firmé con Warner como compositora y en junio ya como artista.

­-¿Cómo fue el momento en el que firmaste ese contrato?

-Fue tan rápido que lo recuerdo como una locura. Yo empecé a grabar como un epé. Raúl, que ahora es mi mánager, me escucha. Le gusta muchísimo y contacta con Warner. Me voy al estudio tan rápido como puedo y me dan la opción de firmar mi primer contrato como compositora para otros artistas.

­-¿Para quiénes compusiste ya?

-Trabajé con Ana Guerra, con Eva B de OT, Ainoa Buitrago... Compuse para Malú, a la que no tuve el placer de conocer, pero sí me senté a componer con Luz Casal.

­-Menuda experiencia, ¿no?

-Fue increíble trabajar con Luz. En cuatro horas con ella crecí como no podría haberlo hecho en todo un año. Después ya cogí más soltura con mis canciones y las cosas empezaron a rodar, pero con la pandemia se cerró todo, así que me lo tomo con calma.

'Galicia' es un tema que irá en el disco sobre la morriña que siento en Madrid

­-¿Te dan vértigo los titulares que te presentan como la nueva promesa del pop?

-Obviamente. Como cuando supe que Andrés Suárez quería colaborar conmigo y desarrollar cosas de mi proyecto, también fue para mí una presión. Incluso me llevó con él a la sala Capitol. Pero estoy superagradecida de leer esos titulares, como en una nube. Antes nadie esperaba nada de mí, y ahora yo tengo que estar a la altura.

­-¿Te prepararon para gestionar el éxito en la discográfica?

-Lo hablas, pero desde un punto como tranquilo. A nivel musical es mucho más difícil que para un actor pasar a ser tan conocido de un día para otro, tener un efecto Rosalía. Puede pasar, claro, y te preparas para ello. Cuando sales no piensas que vas a esto, pero te estás preparando. Ahora mi tema Todo contigo ha entrado en Cadena Dial, y lo notas. Tiene 3,5 millones de reproducciones en Spotify. Pero hoy, si de repente empezasen a pararme por la calle, pensaría que llevo algo en la frente, ¡ja, ja!

­-Proyectas una imagen muy natural, nada producida.

-Como artista hay que proyectar una imagen. Yo soy Yoly en el escenario, y debajo también. De hecho, en mi último tema, El exilio, muestro algo muy crudo que me ha pasado.

­-No es fácil contar un episodio de maltrato.

-No quiero que quede feo, pero yo no escribo para el público, sino para mí, para curarme. Cuando cuento eso lo hago porque estoy jodida de verdad. No me gustaría perder la esencia. Soy muy normal, no pensaba dedicarme a esto...

­-¿Y cómo se lleva la morriña?

-Fatal, no puedo más. Echo de menos la familia, la comida, el surf, el olor a mar, esa humedad que se te mete en los huesos... todo. Al principio les dije a mis padres: «Vuelvo para ahí, que esta ciudad me come».

­-¿Convertirás esa nostalgia en canción?

-Sí, Galicia es una canción que saldrá, que irá en el disco y que habla de esa morriña y de esas cosas que me hace sentir Galicia.

­-¿Cómo lo está viviendo tu familia en Pontevedra?

-Son tan campechanos que se toman todo esto como algo supernormal. Yo llamo siempre a mis padres, que me han apoyado desde el principio. Es gente con los pies en el suelo, de hecho mi madre me dice: «Yolandiña, tú ten los pies en el suelo siempre y disfrútalo mientras puedas para que después te quede grabado en la retina».

­-A tus 28 años has tirado por el pop, en tus temas no hay ni rastro del trap y el urbano que triunfan entre los jóvenes.

-No, pero yo considero que se puede hacer trap o latino profundo, y no me gustaría cerrarme puertas. No diré: «Nunca voy a hacer R&B o música más indie». Poner etiquetas me parece un error.

­-¿Para cuándo el disco y, lo que es más difícil en tiempos de covid, la gira?

-El disco no se sabe, ya tenemos grabada la mitad y estamos con la otra mitad. De concierto tengo muchísimas ganas. Hace justo un año di uno con banda en Madrid ante 350 personas, y ahí se paró el mundo. Estoy deseando tocar en directo mis canciones, hacerlo de la manera en que nacieron.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Yoly Saa: la nueva promesa del pop nacional es de Pontevedra y tiene 28 años