Buenos tiempos para la lírica

Vende, entra por los ojos, hace ya unos años que sabe que la miran. No tiene edad, pero sí actividad en redes, cada vez más firmas y un rincón que va ganando espacio en librerías. Marwan o Elvira Sastre son bestsellers. Hay poemas como locos por entrar en ti. Y otros dispuestos a esperarte. Pero hoy es sobre todo tiempo de poesía. De poemía.


Hay una ola que nos empapa de poesía, una generación con versos en la boca de autores diversos que van por libre y reúnen dos conceptos que no habían coincidido y son hoy pareja feliz, mestiza, abierta. (A maneras que rompen barreras de género, y aúnan frescura y emoción con poso: sentimiento).

Ahí está el WhatsApp de los adolescentes (¿cuántos estados son sentencia poética?) y las cifras de las letras más preocupadas por la belleza, por encontrar la verdad en el barullo, la música ante el desconcierto. El mundo de la edición de poesía está superando al año en España los 50.000 ejemplares con un aliento apasionante, y la ayuda de redes como YouTube, Twitter o Instagram. La prueba son editoriales como Frida, hoy Mueve tu Lengua, que fundó Diego Ojeda (Las Palmas, 1985), músico y poeta que suma ya la 11.ª edición (26.000 ejemplares vendidos) de Mi chica revolucionaria, carta de amor y rebeldía de un Cupido underground que dice: «Si me quedo en Madrid / no quiero citas,/ quiero un diario/ contigo».

El día a día está lleno de poesía, que hoy se da mucho al humor y al juego de palabras. Y más que marcar a navaja iniciales en el tronco de los árboles, pinta puertas de retretes y paredes urbanas. «Mi fantasía textual es que me comas y punto». Y aparte.

«No pienso decirte quién me gustaS». «Mi color preferido es verte». O «Contra toda autoridad... excepto mi mamá» son algunos de los poemas pintada de Acción Poética, un fenómeno lírico sin fronteras que inició hace más de veinte años, en México, Armando Alanís Pulido y que advierte a todo trapo en los muros virtuales y en los de muchas ciudades reales que «Sin poesía no hay ciudad». Ni es ancho es el mundo ni Castilla.

Esta poesía como impulso, que es también una maratoniana con fondo de lectura, que está a gusto en la calle y en casa, y tiene en likes y retuits unidades de medida de su popularidad, pisa fuerte y vende miles de libros si la hacen Marwan, Rayden, Elvira Sastre o Patricia Benito.

«Te veo y se hace viernes en mi boca», se declara Marwan en Los amores imparables (editorial Planeta).

«No, calladita no estás más guapa. / Tú eres preciosa cuando luchas» (Ahora que ya bailas. Miguel Gane. Verso & Cuento, Aguilar).

«Yo, / que mido mi tiempo en medias cervezas / estoy deseando que pidas otra ronda» (Primero de poeta. Patricia Benito. Aguilar. Más de 15.000 ejemplares vendidos).

«Tengo / La autoestima /por los sueños», confiesa en un poema de sus Palabras de perdiz para hacerte más feliz Miki Naranja, pequeños y tan ricos como pastas belgas. ¡Prueba! Este título es una recomendación de la librera Esther Gómez, de Moito Conto en A Coruña, que les señala además Lumes de Ismael Ramos (brillan, queman) y la antología 13, edición bilingüe de Chan da Pólvora que infunde fe nas nosas letras máis novas. Nomes de Fume, de Miriam Ferradáns, es la sugerencia de Begoña Varela, de la Librería Lume.

Y Aleixandre celebra los 40 años de Nobel con su poesía completa en Lumen. Un regalo que supera las 1.500 paginas. Y todas las expectativas. «Tu compañía es un abecedario», dice. Ay. Para sentirse entera, de la A a la Z.

OCHO PROPUESTAS QUE RIMAN CON TU VIDA

«O cuarto das abellas»

Antía Otero. Xerais. 78 páxinas. 11,90 euros

Ata Scarlett O'Hara está na colmea

Os poemas son neste Cuarto con mel e aguillón, ocos e celas, caixas sorpresa. Abrimos unha: «Sabes cando nas mudanzas /se escribe nas caixas / a palabra / FRÁXIL? / -pois igual-». Neste libro, mellor obra poética da segunda Gala do Libro Galego no 2017, a lembranza ten a cara fría da liberdade, o humor refresca. E Scarlett O’Hara borda unha frase na colmea.

«Palabras de perdiz»

Miki Naranja. Comba. 118 páginas. 13 euros

Felices como perdices con su primer libro

«Acércame el chisme / que está junto a eso. / Madre, no sé lo que es / pero yo te lo acerco», escribe Miki Naranja, que acaba de lanzar en Comba su primer libro, uno de los poemarios más cítricos pero dulces del momento. «Palabras de perdiz» vienen recomendadas por la librera Esther Gómez, de Moito Conto, y te hacen feliz con ternura y ecos de Pizarnik o José Emilio Pacheco.

«Lumes»

Ismael Ramos. Apiario. 72 páx. 16 euros

Letras que queiman como medos familiares

Os «Lumes» prenden a mirada de lonxe, nunha edición estrela do selo Apiario, que tamén reúne na escolma «No seu despregar» os novos valores da poesía galega. Unha desas voces para sentar a escoitar é a de Ismael Ramos (Mazaricos, 1994), que ceiba imaxes familiares que queiman. Neste abismo atopas versos como: «A túa intelixencia durará máis ca calquera felicidade».

«Baluarte»

Elvira Sastre. Valparaíso. 95 páginas. 10 euros

Una autora con 43 maneras de soltarse el pelo

Tiene 172.000 seguidores en Instagram y nos sorprende en «Baluarte» con cosas como: «No lo sé / pero desde que te quiero / mis manos están preciosas». La autora de «Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo» está también en la antología en homenaje a Machado «Estos días azules y este sol de la infancia», que edita Visor, y que recomienda la librera Begoña Varela, de Lume.

«Mi chica revolucionaria»

Diego Ojeda. Mueve tu Lengua. 107 págs. 12 euros

A dos besos del suelo somos rebeldes con causa

Más de 26.000 ejemplares cuenta ya, seguro que con los dedos, el músico y poeta Diego Ojeda, uno de los nombres de una generación de autores bestseller que ha hecho de la poesía la denuncia más hermosa de las mentiras de estos tiempos. «Siempre, quédate» implora en este libro, en el que dice: «Volvimos a estar a dos besos del suelo». O «Me cacheaste el alma con la mirada».   

«Morí por la belleza»

Emily Dickinson. Poesía Portátil. 72 páginas. 4,65 euros

Es poesía el fuego que el tiempo no apaga

Safo, Walt Whitman, Pizarnik, Bukoswski y Anna Ajmátova son solo algunos de los inmortales que coinciden en Poesía Portátil, sello móvil de pequeños libros para llevarse en el bolsillo a todas partes. Necesarios. Ese misterio fascinante que es en sí Emily Dickinson advierte en este libro lunar, «Morí por la belleza», cosas como: «Mejor un fuego fatuo que falte toda luz».

«13. Antoloxía da poesía galega próxima»

Varios.  Chan da Pólvora. 243 páginas. 20 euros

13 voces nas que medra Galicia

Son 13. Son Samuel Solleiro, Xabier Xil Xardón, Andrea Nunes Brións, Oriana Méndez, Lara Dopazo Ruibal, Francisco Cortegoso, Alicia Fernández, Berta Dávila, Gonzalo Hermo, Celia Parra, Jesús Castro Yañez, Ismael Ramos e Antón Blanco. E están xuntos na «Antoloxía da poesía galega próxima» a cargo de María Xesús Nogueira cun trazo común: todos nativos dixitais. POETAS.

«Hombres que cantan nanas al amanecer y comen cebolla»

Sara Herrera Peralta. La Bella Varsovia. 133 páginas. 12 euros

Una joya que le guiña un ojo a Miguel Hernández...

«Corazón que no ve, escarabajo muerto. / Mis sueños son mis epitafios», revela Sara Herrera Peralta, una voz de referencia de la nueva generación de poetas españolas, escribió Luís Pousa. Ángel González, Valente, Gelman, Miguel Hernández o Wislawa Szymborska son luces brillando en el cielo nocturno de esta poesía: «Miedo es la palabra peonza / con la que jugamos / a echar otra partida».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Buenos tiempos para la lírica