«Somos cuatro amigos pasándolo de miedo sobre el escenario»

A la pareja protagonista de «El amor sigue en el aire», Manuel Bandera y Bibiana Fernández, se le ha sumado en esta nueva etapa un dúo que le ha dado la vuelta a esta comedia musical: Alaska y Mario Vaquerizo

.

No hace falta echarle mucha imaginación al asunto para entender que cada representación de la comedia musical El amor sigue en el aire es como una fiesta. Sobre el escenario, Bibiana Fernández y Manuel Bandera acompañados por Alaska y Mario vaquerizo representando una serie de escenas en las que se analiza esa fuente inagotable de textos que es el amor. Hablamos con Bandera sobre esta incorporación en el elenco, antes de que recalen en el Auditorio Mar de Vigo el sábado 16 (entradas desde 28 euros, ya a la venta).

-¿Cómo llegan Alaska y Mario Vaquerizo a participar en la obra?

-La idea fue de Félix Sabroso y el productor, Lope García. Queríamos volver a Madrid Bibiana y yo con El amor está en el aire, con la que habíamos tenido mucho éxito, y surgió la posibilidad de abrir la función a alguien más. Pensamos en invitar a una pareja cada semana y se habló de Alaska y Mario. ¡Y gracias a Dios que así fue, porque la función con los cuatro juntos funciona de miedo! Iba a ser por unos días, además era la primera vez que hacían teatro y teníamos que ver cómo se acoplaban. Pero fue todo tan maravilloso que decidimos prolongarlo y presentar la obra por toda España.

-Sé sincero, ¿qué tal se mueven en escena los debutantes?

-De maravilla, en serio. Son dos personas muy trabajadoras y disciplinadas, aunque pueda parecer lo contrario. Se lo tomaron muy en serio, los ensayos, el texto, las canciones... Y se han acoplado a la perfección. Se nota que les gusta. Además, ahí están las manos del escritor, Félix Sabroso, que no es que les haya hecho unos papeles calcados a la realidad, pero sí que ha elaborado unos personajes a medida. Alaska hace de una peluquera bastante hortera y macarrilla y Mario hace de mi hermano, un tipo un poco hippy que viene de la India.

-Parece que parte del éxito está en que da la impresión de que se han juntado un grupo de amigos para pasárselo bien sobre un escenario, y eso se transmite y se contagia.

-Sin duda, eso es así. Somos cuatro amigos pasándolo de miedo, y se nota. Es una de las claves fundamentales de esta obra. Y a eso tienes que sumarle las manos de Félix, el autor y director, que ha sabido coger eso y volcarlo en un texto muy sutil e irónico.

-Y empastarlo con las canciones.

-Son parte fundamental de la trama. Un complemento a través del cual se va viendo el pensamiento de los personajes. Hay de todo, desde Raphael hasta Rocío Jurado o María Jiménez. Pero también cosas de Alejandro Sanz, Radio Futura o la propia Alaska. Todas son canciones muy conocidas.

-Aunque no puede definirse la obra como un musical en estado puro.

-No, pero ya ha habido algunas experiencias semejantes en cine, como la película francesa On connait la chanson o Todos dicen I love you, de Woody Allen. Quizás habría que hablar de un nuevo género. Llevamos tres músicos en directo, lo cual es un avance respecto a la obra anterior, en la que estábamos acompañados solo por un pianista. Me encantaría tener a una orquesta detrás, pero sería otra historia. Aquí se trata de dar un toque íntimo a las canciones.

-A usted lo de cantar sobre el escenario no le resulta nuevo...

-He tenido la fortuna de hacer diferentes musicales al estilo Hollywood (Bandera protagonizó, entre otros, el musical Chicago en sus representaciones en España), pero aquí se canta desde otro punto, quizá más intimo, más ligado al texto y al momento que se está narrando, una escena de amor, de pasión... Por eso las versiones no son muy instrumentales, están al servicio de la historia.

-El caso es que el formato funciona.

-Vamos a prolongarlo solo hasta primavera, porque todos tenemos otros compromisos. Alaska saca nuevo disco el próximo año, y eso incluye grabación en el extranjero, promoción, gira... Pero estamos tan a gusto que no me sorprendería que hubiese más.

Votación
0 votos
Comentarios

«Somos cuatro amigos pasándolo de miedo sobre el escenario»