La UE veta el petróleo de Irán para estrangular su programa nuclear

Sarkozy, Merkel y Cameron exigen a Teherán el fin inmediato de su plan atómico.

M. villar
Bruselas / AFP, efe

Nicolas Sarkozy, Angela Merkel y David Cameron exigieron ayer a Irán el fin inmediato de sus actividades nucleares, después de que la Unión Europea impusiera a Teherán un embargo petrolero gradual y sin precedentes con el objetivo de estrangular la financiación de su polémico programa atómico.

Los Veintisiete se suman así a la línea dura fijada por Estados Unidos en respuesta al último informe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), que disparó las sospechas de que la República Islámica trata de desarrollar el arma atómica.

Embargo gradual

El embargo decretado por los ministros de Exteriores europeos horas antes en Bruselas tiene efecto inmediato para los nuevos contratos petroleros con Irán, mientras que da hasta el 1 de julio para poner fin a los ya existentes. Da tiempo así a sus socios más dependientes del crudo iraní, entre ellos España, Italia y Grecia, para encontrar alternativas.

En las últimas horas, los dirigentes europeos aceleraron las negociaciones para convencer a Grecia, que pedía que las sanciones entraran en vigor en el plazo de un año, ofreciéndole garantías de que su maltrecha economía no se verá afectada.

Sobre todo porque Grecia es el país de la UE con mayor dependencia del crudo iraní, ya que la República Islámica no le exige garantías financieras a cambio. España e Italia dieron su apoyo a la entrada en vigor de las sanciones dentro de seis meses, aunque dejaron claro que supone un sacrificio.

Además del embargo petrolero, los Veintisiete imponen nuevas sanciones financieras, como el bloqueo de activos en Europa del Banco Central iraní y una prohibición parcial de las transacciones con esa institución. También se prohíbe suministrarle billetes y monedas; se veta el comercio de oro, metales preciosos y diamantes con instituciones públicas del país y se añaden tres personas a la lista negra que impide su entrada en territorio comunitario, y se decreta la congelación de sus activos en la UE, que sufrirán asimismo otras ocho entidades, algunas controladas por la Guardia Revolucionaria.

En un comunicado conjunto difundido ayer por la tarde por el Elíseo, los mandatarios de Francia, Alemania y el Reino Unidos exigieron al régimen de los ayatolás que se atenga «totalmente a sus obligaciones internacionales», aunque dijeron que «la puerta está abierta si acepta comprometerse seriamente en las negociaciones de fondo sobre su programa nuclear».

Washington se felicitó por las medidas de la UE, que «son otro paso contundente en el esfuerzo internacional para incrementar la presión sobre Irán». Para Israel «es un paso correcto en la dirección correcta», dijo el primer ministro Benjamín Netanyahu.

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, denunció las «sanciones unilaterales» contra Irán, que no permiten que las cosas avancen. Rusia, que hasta ahora aprobó cuatro tandas de sanciones del Consejo de Seguridad contra Irán, hizo saber, al igual que China, que se opondrá a nuevas sanciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La UE veta el petróleo de Irán para estrangular su programa nuclear