El Camino Inglés mantuvo en agosto solo una cuarta parte de los peregrinos

Pese a la caída respecto al año pasado, Ferrol se consolida como uno de los puntos de partida de referencia y ya supera al histórico St. Jean Pied de Port

Un grupo de jinetes y amazonas portugueses iniciaron ayer la ruta en Ferrol a caballo
Un grupo de jinetes y amazonas portugueses iniciaron ayer la ruta en Ferrol a caballo

Ferrol

Paso a paso, el Camino de Santiago recupera el caudal de peregrinos que detuvieron la marcha debido a la crisis sanitaria. En vísperas del Año Santo, el 2020 apuntaba a un récord histórico en el itinerario Inglés, que tiene su kilómetro cero en el muelle ferrolano de Curuxeiras. Pero la realidad en plena pandemia es que el trazado hasta Compostela perdió, respecto a agosto del 2019, prácticamente un 75 % de visitantes, al pasar de 3.660 a los 972 del último mes, según los datos que maneja la Oficina del Peregrino, dependiente del Cabildo de la Catedral. No obstante, estos registros -malos en comparación con los últimos años- están muy por encima de los de la primera década del 2000. De hecho, en el 2009, el Camino Inglés solo contabilizó 592 caminantes en agosto. El despegue fue al año siguiente, en el 2010, cuando ya se superaron los 1.800 en el mes estival.

El último balance mensual supone, asimismo, relegar el trazado con comienzo en Ferrol al sexto puesto entre los más solicitados, por detrás del Camino Francés (10.446 peregrinos en agosto); el Portugués (3.415); el del Norte (1.803); el Primitivo (1.422) y el de la Costa-Portugués (1.040). Pero la estadística se alía con Ferrol en cuanto a los puntos de partida para echarse a andar: la urbe naval es ya la tercera del listado, por encima de la emblemática localidad jacobea de Saint Jean Pied de Port. La villa pirenaica contabilizó 832 peregrinos y Ferrol 945, lo que aúpa la ciudad hasta la tercera plaza, solo superada en agosto por Tui (Pontevedra), con 1.960 inscritos y, en primera posición, Sarria (Lugo) con 5.701 usuarios del Camino Francés.

En términos generales, el último mes -uno de los de mayor afluencia en el histórico de datos- siguió en números rojos respecto al año anterior en todas las variantes. Solo el Francés perdió unos 23.000 usuarios (un 70 %) y el Portugués unos 10.000, lo que supone una caída, en términos porcentuales, similar a la del Camino Inglés. Durante abril, mayo y junio no hubo registros.

A caballo desde Ferrol

En torno a las once de la mañana de ayer, un grupo de jinetes y amazonas cruzaron la ciudad a lomos de sus caballos. Procedentes de Oporto (Portugal), iniciaron la peregrinación jacobea desde el puerto. Son siete «amigos» de la Asociación de Cabaleiros de Santiago, que llevan diez años recorriendo los diferentes itinerarios del Camino a Compostela. Ataviados con la vestimenta típica de los «cabaleiros de Santiago», la estampa de los pura raza lusitana por lo viales urbanos sorprendió a su paso. Según explicaron los integrantes del colectivo, tienen previsto cabalgar unos 40 kilómetros cada jornada y harían noche en una finca del municipio de Carral.

La distancia entre Ferrol y Santiago es de unos 120 kilómetros, por lo que el Camino Inglés permite obtener la Compostela, esto es, la credencial que certifica el paso por al menos cien de los últimos kilómetros, bien a pie o a caballo.

La ruta pedestre se suele dividir en cinco etapas y confluye en la aldea de Bruma (Mesía) con el trazado desde A Coruña, pero que a penas tiene caminantes.

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
2 votos
Comentarios

El Camino Inglés mantuvo en agosto solo una cuarta parte de los peregrinos